Los museos de los instrumentos de tortura

El Museo de Antiguos Instrumentos de Tortura de Toledo

Entre los más de cien monumentos y museos que conserva la ciudad de Toledo, una pequeña exposición nos narra la parte macabra y oscura de la convivencia de las Tres Culturas en nuestra ciudad y las terribles herramientas utilizadas para perseguir y doblegar herejías y todo aquello que se desviaba de las doctrinas impuestas por los poderes civil y religioso, esencialmente éste último, a manos de la temida Inquisición. Primero veremos todo sobre el Museo de Antiguos Instrumentos de Tortura de Toledo y los artefactos qué encontrarás en su interior.

Sede de la Inquisición en Toledo

Fue en el año 1478 cuando los Reyes Católicos fundaron el Tribunal del Santo Oficio de la Inquisición, tanto en Castilla como en Aragón, con el fin de mantener el dogma católico en todo su territorio y unificarlos socialmente. Recordemos que por esas fechas España estaba invadida por musulmanes y vivían numerosos judíos, que al no poder vivir en libertad su religión, se vieron obligados a abandonar el reino español o bien someterse al tribunal torturador.

En este museo, la presentación de los aparatos y máquinas usados por los tribunales civiles y eclesiásticos para obtener confesiones nos desvelan la verdadera dimensión de las actividades de la Inquisición 

Una de las salas, donde se puede ver a la izquierda una garrucha y al fondo la jaula donde exponían al reo a la vista de todos, hasta que moría

Resultado de imagen de inquisicion la garrucha
La garrucha

Era una práctica común en Europa que consistía en atar al prisionero por las muñecas, ponerle peso extra en los pies y elevarlo a través de un sistema de poleas. Cuando estaba en el punto más alto posible se le dejaba caer pero la cuerda tenía una longitud medida para que no chocase contra el suelo

Imagen relacionada

Los inquisidores tienen que asistir a la sesión de tortura, obligación de la que les habían eximido las Instrucciones de Torquemada. Junto a ellos estarán presentes únicamente, el escribano forense y el verdugo.

Jaula

La mayoría de los prisioneros enjaulados eran usualmente colocados ahí solo después de haber sido sometido a otros tipos de torturas físicas extremas.

Resultado de imagen de instrumentos de tortura la jaula
Otra modalidad de jaula

Las víctimas eran dejadas en la jaula hasta que morían por el clima o de sed, lo que podía tomar semanas de sufrimiento extremo.

A la izquierda el potro y al fondo la silla de hierro

La exposición reúne una selección de las máquinas e instrumentos más utilizadas por los distintos tribunales inquisitoriales, eclesiásticos y civiles, tanto españoles como de otros países europeos. Así descubrimos como nuestro país fue parco en instrumentos de tortura utilizando principalmente la garrucha, la toca y el potro junto a otros tormentos en los que se usaba el fuego

Resultado de imagen de tortura
Funcionamiento del potro

La víctima era atada de pies y manos a los dos extremos del aparato. Era estirada lentamente hasta que todas sus articulaciones se dislocaban.

Flagelación de Santa Engracia de Bartolomé Bermejo (siglo XV). Los azotes era uno de los dos métodos de tortura establecidos en las Partidas, aunque se solía usar más como pena corporal.

Látigos de flagelación

En la Alta Edad Media no se recurrió a la tortura sino a la ordalía para determinar la veracidad o falsedad de una acusación , siendo sustituida por la tortura, ya qn los S.XII y XIII.

Selección de máquinas de ajusticiamiento (la guillotina, el poste, el hacha del verdugo…)

La tortura de la silla

La víctima debía sentarse totalmente desnuda sobre este sillón, sufriendo de manera atroz mientras, el inquisidor con aire tranquilo, comenzaba a realizar las preguntas al acusado, mientras un escribano tomaba apuntes de la sesión.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es whatsapp-image-2019-12-30-at-20.14.50.jpeg
otro modelo
Palo o picota
El hacha y el verdugo ejecutador
Ruedas desgarradoras

Provistas de afiladas cuchillas, destrozaban la carne de las victimas

La pera

Estos instrumentos se usaban en formatos orales y rectales. Se colocaban en la boca, recto o vagina de la víctima, y allí se desplegaban por medio de un tornillo hasta su máxima apertura. El interior de la cavidad quedaba dañado irremediablemente.

Se aplicaba a los predicadores heréticos, pero también a seglares reos de tendencia antiortodoxas. La pera vaginal, en cambio, estaba destinada a las mujeres culpables de tener relaciones con Satanás

Aplastacabezas

Su nombre ya describe su función.

La cigüeña

Para inmovilizar al reo por el cuello, brazos y pies.

Cepos
Cinturón de castidad

Que no solo usaban los torturadores…

Resultado de imagen de instrumentos de tortura de la inquisicion
La cuna de Judas
Resultado de imagen de museo tortura  sierra

 En este procedimiento la víctima es izada de la manera que se puede ver en la ilustración adjunta y descendida sobre la punta de la pirámide; de tal forma que su peso reposa sobre el punto situado en el ano, en la vagina, bajo el escroto o bajo el coxis.

La picota de tonel

 Para los borrachos, como humillación pública se utilizaba la picota en tonel

Había dos clases de “picotas en tonel”: las que tenían el fondo cerrado, en las que la víctima se colocaba dentro, con orines y deyecciones o simplemente con agua podrida, y las abiertas para que las víctimas caminaran por las calles de la ciudad con ellas a cuestas, lo que les producía un gran dolor debido a su gran peso.

Imagen relacionada
Poste de tonel
Máscara infamante
Máscara infamante

Las máscaras infamantes

Servian para castigar a las mujeres charlatanas a las que se les imponían una máscara infamante de hierro, que representaba un perfil de burro, de cerdo  u otro animal, con una finalidad sarcástica y mordaz.  En algunos casos estas máscaras infamantes también podían ser impuestas a los blasfemos o perjuros.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es toledo-sambenito.jpg
Los sambenitos

La ceremonia del juicio, duraba un día entero delante de toda ciudad. Vestidos de sambenito los hacían desfilar y luego leían las condenas; el pueblo que observaba se burlaba de ello; mientras los verdugos los ponían en jaulas que a su vez se usaban para llevarlos a la hoguera.

Auto de Fé. Francisco de Goya

la Inquisición española no fue ni la primera ni la única. La primera y modelo de todas las que vendrían después fue la inquisición judía, una institución semirreligiosa y semipolítica. La “inquisición” o averiguación sobre alguien, junto con el castigo posterior si el resultado de esa investigación mostraba que su acción era reprobable, no es un invento medieval sino de la antigua teocracia judía

Sambenito

El sambenito, originariamente se trataba de un saco de lana bendecido por el cura, de donde viene el nombre de saco bendito que da lugar a sambenito por asimilación fonética con San Benito.

La doncella de hierro

Era una especie de sarcófago provisto de estacas metálicas muy afiladas en su interior, de este modo, a medida que se iba cerrando se clavaban en la carne del cuerpo de la víctima que se encontraba dentro, provocándole una muerte lenta y agónica. Las más sofisticadas disponían de estacas móviles, siendo regulables en altura y número para acomodar la tortura a las medidas del delito del torturado.

El garrote vil

Usado en las ejecuciones, variedad de garrote estrangulador con pincho que se clavaba en la nuca.

Museo de la Tortura “El Solar” Santillana de Mar

Otro museo mongráfico es el Museo de la Inquisición y la Tortura de Santillana del Mar, en plena Cantabria. En él tendremos la ocasión de contemplar muchos instrumentos y útiles de tortura europeos, que se usaron desde comienzos del siglo XV hasta finales del siglo XIX.
Dejando de lado todos los maravillosos encantos de Santillana del Mar, considerado por muchos como el pueblo más bonito de España, más de 50 perversas piezas nos acompañarán en un recorrido histórico lleno de abominables curiosidades. Hachas que cortaron cabezas, jaulas colgantes y guillotinas, entre otros objetos

https://youtu.be/BjSiihisxsY

Nos trasladamos hasta el Museo el Solar, más concretamente hasta la Colegiata y el Ayuntamiento de Santillana del Mar.

Algo destacable es que las piezas y útiles se encuentran organizadas en varias clases. En primer lugar encontramos los objetos que servían como castigo ejemplarizante y humillación pública. Son instrumentos que se ponían sobre el acusado para que sintiese vergüenza y fuese insultado, vejado y despreciado por el público asistente.
Los objetos, que pertenecen a una colección privada, han sido clasificados en función de su uso.

Resultado de imagen de museo tortura  jardin santillana
Verdugo y su hacha

Esta lúgubre exposición la encontraremos en una de las salas del primer piso y también en los jardines de la entrada. Es allí donde daremos un garbeo que nos conducirá hacia la historia de la tortura en Europa y de la Inquisición en España.

Jaula colgante cuya función podreis imaginar facilmente

Este inofensivo toro, es el El toro de Falaris
Resultado de imagen de instrumentos de tortura el poste

Llamado en el dudoso honor de Falaris, tirano de Agraka (Sicilia). Este toro esta hecho de bronce y el reo era introducido en su interior, posteriormente se colocaba debajo de él una fogata lo que hacía que el pobre desdichado se achicharrara en su interior, es decir, aunque suene mundano, moría cocinado. Esto lleva su tiempo y parece ser que los gritos que producía en su interior hacían parecer que el toro estaba mugiendo.

Guillotina

El invento de Monsieur Gullotín, bien conocido por la pobre María Antonieta

Resultado de imagen de museo tortura santillana

Interior de una sala
la zona de los instrumentos de ejecución. El garrote, la horca, el rompecráneos

Resultado de imagen de museo tortura  sierra

O la sierra que cortaba el cuerpo en dos partes, usada sobre todo para castigar a homosexuales, son algunos de los ejemplos más escalofriantes.

Imagen relacionada

Resultado de imagen de museo tortura  dama de hierro
Doncella de hierro
Resultado de imagen de museo tortura  potro

El Potro de tortura:
En este instrumento se ataba a la victima de pies y manos y posteriormente se le estiraba hasta producir el dislocamiento e incluso desmembramiento del desdichado.

El cepo
Instrumentos para el castigo ejemplarizante.
Se trataban de objetos que exponían a los reos en posiciones humillantes de forma que fueran insultados y humillados por sus semejantes, algunos ejemplos son las “mascaras infamantes” o los cepos

Uno de los ejemplos son las máscaras infamantes que procedían de Alemania y que servían para castigar a aquellos que hubiesen llevado a cabo conductas inapropiadas, como pequeños hurtos y desobediencia a la autoridad.

Resultado de imagen de museo tortura del agua santillana
Tortura del agua

El agua: Se le colocaba al preso un embudo en la boca y se le echaba agua sin parar hasta que reventaba. En muchas ocasiones se le echaba en vez de agua normal, agua salada, orina y otras lindezas… Y esto es todo!

Fuentes:

Páginas web de los museos y fotos de Toledo de Mercedes del Amo y Noé Nuñez.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s