San Francisco: “El pobrecillo de Asís”

Andrea Vanni, San Francisco de Asís S.XIV


San Francisco (Giovanni di Pietro Bernardone; Asís, 1182 – id., 1226) conocido también como “il poverello d’Assisi”, es decir, “el pobrecillo de Asís”.

Fué un religioso y místico de Umbría, fundador de la orden franciscana, que lideró un movimiento de renovación cristiana, centrado en el amor a Dios, la pobreza y la alegre fraternidad, llegando a ser una venerada personalidad en la edad media.
Hijo de un rico mercader llamado Pietro di Bernardone, que trabajó en Francia. y se encontraba en dicho país cuando nació su hijo, por lo que la gente le apodó “Francesco” (el francés).

Francisco prisionero en Perugia Juan Zapata Inca, Convento de San Francisco, Santiago de Chile

Francisco de Asís era un joven mundano de cierto renombre en su ciudad como comerciante de paños y se caracterizó por su vida despreocupada: no tenía reparos en hacer gastos cuando andaba en compañía de sus amigos, en sus correrías periódicas. Incluso en cierta ocasión, fue encarcelado a causa de su participación en un altercado entre las ciudades de Asís y Perugia.

Tras este episodio en la carcel, se arrepintió de aquella vida , llegando a tener una visión en 1206, en la pequeña iglesia de San Damián, en la que Jesucristo le dijo: “Ve Francisco y repara mi iglesia”. Tras esto, le cogió a su padre unos rollos de paño, y se los entregó al párroco de San Damián, para que restaurara la iglesia, cosa que no gustó nada a su padre.

 (Las Historias de la vida de San Francisco, obra, en la que se comprometieron los mayores artistas de Italia central, como Cimabue y Giotto, se realizó en los últimos veinte años del siglo XIII. en la Basílica de San Francisco de Asís.)

Giotto : Renuncia de sus bienes materiales

Muy disgustado, Pietro llevó a su hijo ante el obispo de Asís y la respuesta de Francisco, fue despojarse de todas sus vestiduras y renunciar a sus bienes materiales.

Iglesia de San Damián con el crucifijo de Francisco

Tras su renuncia, Francisco, salió de Asís hacia Gubbio, donde atendió a leprosos para regresar despues a su pueblo, donde ayudó a restaurar las iglesias de San Damián, San Pietro y sobre todo Santa María de los Angeles en la Porciúncula.

Cristo de San Damián

El gran Crucifijo de 1,90 metros, que aparece en san Damián en Asís, es mundialmente famoso porque desde esa Cruz, Jesús habló a san Francisco. Cuando murió santa Clara, las clarisas se llevaron el Crucifijo a la actual iglesia de Santa Clara y, en 2016, después de 800 años, volvió solo por 5 días a la iglesita de San Damián, del 15 al 19 de junio.

San Francisco de Asís Luis Salvador Carmona, (Estepa, Convento de San Francisco). 1743


En realidad, la decisión tanto de Francisco como de otros movimientos religiosos surgieron en rechazo a la creciente opulencia de la jerarquía eclesiástica en esa época, y se dedicaron a vivir más de acuerdo con los postulados de una vida pobre y evangélica

Château de Quéribus, la última fortaleza cátara

Algunos vivieron a su manera y fueron condenados hasta el punto de considerarlos herejes, como el caso de los cátaros que predicaban entre otras cosas el rechazo al mundo material, a los sacramentos, a las imágenes y a la cruz.

Santo Domingo (perdón por la leyenda en portugués)

​ En cambio, otras organizaciones (como las creadas por san Francisco de Asís y santo Domingo de Guzmán) nacieron bajo sumisión a la autoridad católica y sus miembros fueron conocidos con el nombre genérico de “monjes mendicantes”

San Francisco de Asís por Francisco de Zurbarán

En 1209 , mientras escuchaba la lectura del Evangelio, Francisco oyó una llamada que le indicaba que saliera al mundo a hacer el bien: como en las palabras del Evangelio, le dijo “No lleven monedero, ni bolsón, ni sandalias, ni se detengan a visitar a conocidos…”

Hábito de San Francisco ( Iglesia de San Francisco Gubbio, Umbria )

El eremita se convirtió en apóstol y, descalzo y sin más atavío que una túnica ceñida con una cuerda, empezó a hacer todo lo que Jesús dijo, y enseguida atrajo a su alrededor a otros compañeros.

La escena representada por Giotto

Hacia 1210, tras recibir a Francisco y a un grupo de once compañeros suyos, el papa Inocencio III aprobó oralmente su modelo de vida religiosa, le concedió permiso para predicar y lo ordenó diácono. Francisco comenzó a formar una orden religiosa, llamada actualmente Franciscana o de los franciscanos.

San Antonio y San Francisco Friedrich Pacher  1477 – (Szépmûvészeti Múzeum (Budapest, Hungary)

Pronto se integraría en ella, San Antonio de Padua, llamado por Francisco «mi obispo». De gran erudición y facilidad de palabra. Fue proclamado Doctor de la Iglesia en 1245.

Gentile da Fabriano,_Madonna con San Francisco y Santa Clara

Además, con la colaboración de Santa Clara, fundó la rama femenina de la orden, las Damas Pobres, más conocidas como las Clarisas o Segunda Orden Franciscana

En una ocasión, sus compañeros le vieron orar de noche, con los brazos extendidos en forma de cruz, mientras todo su cuerpo se elevaba sobre la tierra y quedaba envuelto en una nubecilla luminosa

Giotto di Bondone, la visión del carro de fuego

El carro de fuego
Se recogió con sus compañeros en un tugurio abandonado, Rivo Torto, cerca de la ciudad de Asís y estando alli, una noche, sucedió de pronto que, estando Francisco corporalmente ausente de sus hijos, algunos de los cuales descansaban y otros perseveraban en oración, penetró por la puerta de la casucha de los hermanos un carro de fuego de admirable resplandor que dio tres vueltas a lo largo de la estancia; sobre el mismo carro se alzaba un globo luminoso, que, ostentando el aspecto del sol, iluminaba la oscuridad de la noche.

Todos comprendieron que había sido el mismo Santo, ausente en el cuerpo, pero presente en el espíritu y transfigurado en aquella imagen, el que les había sido mostrado por el Señor, en el luminoso carro, como Elías.

icono con San Francisco y al-Malik al-Kamil

Evangelizó en diversos países, entre los que destacaron Siria y Egipto. En este país. el santo, no consiguió ninguna conversión, pero el sultán de Egipto, al-Malik al-Kami , le recibió muy bien.

La ordalía o prueba de fuego ante el sultán

En aquella ocasión, el Santo le hizo esta proposición: «Si en tu nombre y en el de tu pueblo me quieres prometer que os convertiréis al culto de Cristo si salgo ileso del fuego, entraré yo solo a la hoguera, pero el sultán respondió que no se atrevía a aceptar dicha opción y le colmo de regalos.

El sultán, agradecido, entregó a Francisco un cuerno de marfil finamente tallado que habría actuado de pasaporte en tierras musulmanas y que se conserva en la Basílica de Asís

Monasterio de la Rábida, Huelva
Ruinas del Monasterio de San Francisco en Burgos

Antes de 1215 el número de frailes se había incrementado, no sólo en Italia sino en el sur de Francia y en los reinos de España. (Os he puesto imágenes de dos de ellos)

Imagen relacionada

Viajaban los franciscanos de dos en dos y convivían con la gente común; además, establecían ermitas en las afueras de las ciudades.

Al su regreso de sus viajes y a petición del papa Honorio III, compiló por escrito la regla franciscana y en 1216, ( en realidad, hubo otra en 1221 y otra definitiva en 1223) y este promovió la indulgencia plenaria a favor de todo aquel que visitara la iglesia de Santa María de los Ángeles de Porciúncula.

La Porciúncula

La Porciúncula es una pequeña capilla que actualmente se encuentra dentro de la Basílica de Nuestra Señora de los Ángeles, en Asís (Italia). Obtuvo Francisco esa gracia del papa para que la peregrinación se realizara una vez al año.

Natividad de Caravaggio

El Belén
Durante la Navidad de 1223, Francisco quiso celebrarla de forma especial , pretendiendo que se pareciera lo mas posible a la Natividad de Jesús.

El Belén de Greccio

Para ello convidó a un noble de la ciudad de Greccio, de nombre Juan, a festejar el nacimiento de Jesucristo en una loma rodeada de árboles y llena de cuevas de un terreno de su propiedad, montando un pesebre con animales y heno; pobladores y frailes de los alrededores. Se le considera el iniciador de la costumbre de los Pesebres.

San Francisco estigmatizado, P.P.Rubens. Museo de Bellas Artes de Lille (Francia)

La estigmatización

San Francisco de Asís, oró para recibir dos gracias antes de morir: sentir la Pasión de Jesús, y una enfermedad larga con una muerte dolorosa. Así, recibió los estigmas (las heridas de Cristo en su propio cuerpo), según testimonio del mismo santo. Ello ocurrió en septiembre de 1224, tras un largo periodo de ayuno y oración, en un peñasco junto a los ríos Tíber y Arno, llamado Monte Alvernia, a unos 160 kilómetros al norte de Asís.

Este episodio ha sido muy representados por pintores de diversas épocas:

Cimabué

El Greco
La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es stimmate-san-francesco-to-van-eyck.jpg
Van Eyck
Caravaggio
Zurbarán

Murillo

Juan Valdés Leal: San Francisco recibiendo la ampolla de agua. Museo Bellas Artes de Sevilla.

Valdés Leal refleja en esta composición, cuando San Francisco es sorprendido por un angelito que le muestra una ampolla de cristal contiendo agua transparente, simbolizando la pureza de la condición sacerdotal que san Francisco esperaba conseguir. 

Giotto

La predicación a las aves

En una ocasión, en Bevagna, llegó a un lugar donde se había reunido una gran multitud de aves de toda especie. Al verlas , corrió presuroso a aquel sitio y saludó a las aves como si estuvieran dotadas de razón.

Y, dirigiéndose a ellas, las exhortó a escuchar la palabra de Dios, y les dijo: «Mis hermanas avecillas, mucho debéis alabar a vuestro Creador, que os ha revestido de plumas y os ha dado alas para volar, os ha otorgado el aire puro y os sustenta y gobierna, sin preocupación alguna de vuestra parte».

El canto de las criaturas
Hacia 1225, compuso el maravilloso poema “Cántico de las criaturas o Cántico del hermano sol“, que influyó en buena parte de la poesía ascética y mística española posterior (Fray Luis de León, Santa Teresa de Jesús y San Juan de la Cruz).
“El Cántico de las criaturas” (llamado también Laudes creaturarum o Cántico del hermano Sol), redactado probablemente un año antes de su muerte. Según refiere la leyenda, la escritura de este poema fue un don y el remedio para su avanzada ceguera. Su estilo, recuerda la métrica de “El Cantar de los Cantares”

Resultado de imagen de el canto de las criaturas francisco

Os pongo un fragmento:

Altísimo y omnipotente buen Señor,
tuyas son las alabanzas,
la gloria y el honor y toda bendición.

A ti solo, Altísimo, te convienen
y ningún hombre es digno de nombrarte.

Alabado seas, mi Señor,
en todas tus criaturas,
especialmente en el Señor hermano sol,
por quien nos das el día y nos iluminas.

Y es bello y radiante con gran esplendor,
de ti, Altísimo, lleva significación.

Alabado seas, mi Señor,
por la hermana luna y las estrellas,
en el cielo las formaste claras y preciosas y bellas.

Alabado seas, mi Señor, por el hermano viento
y por el aire y la nube y el cielo sereno y todo tiempo,
por todos ellos a tus criaturas das sustento.

Alabado seas, mi Señor, por el hermano fuego,
por el cual iluminas la noche,
y es bello y alegre y vigoroso y fuerte.

Alabado seas, mi Señor,
por la hermana nuestra madre tierra,
la cual nos sostiene y gobierna
y produce diversos frutos con coloridas flores y hierbas.

Alabado seas, mi Señor,
por aquellos que perdonan por tu amor,
y sufren enfermedad y tribulación;
bienaventurados los que las sufran en paz,
porque de ti, Altísimo, coronados serán.

Alabado seas, mi Señor,
por nuestra hermana muerte corporal,
de la cual ningún hombre viviente puede escapar.
Ay de aquellos que mueran
en pecado mortal.

Bienaventurados a los que encontrará
en tu santísima voluntad
porque la muerte segunda no les hará mal.

Alaben y bendigan a mi Señor
y denle gracias y sírvanle con gran humildad.

Otras obras literarias son “Las florecillas” o Fioretti, de autor anónimo, son una recopilación de hechos de Francisco, de algunos de los frailes que lo acompañaban y de San Antonio de Padua. Escritas en la segunda mitad del siglo XIV no constituyen una biografía sino una exaltación de las virtudes del “poverello” y de su vida simple para edificación del lector. Tradicionalmente contiene 53 capítulos y a través del tiempo se agregaron otros relatos

San Francisco y el lobo de Gubbio

Hermano lobo

Por ejemplo, en la historia de “Cómo Francisco libró de un lobo feroz a la ciudad de Gubbio”.

Una vez en Gubbio, toda la gente comentaba con pavor todos los desastres que hacia un lobo y le rogaban a Francisco que no se le acercara. Este no les hizo caso y se dirigió hacia el animal que se le abalanzó con sus fauces abiertas. Pero Francisco hizo la señal de la cruz deteniéndole y haciéndole cerrar su boca y le dijo: “Ven aquí hermano lobo. En nombre de Cristo te prohíbo que en adelante hagas daño a nadie” El lobo fue a echarse a los pies de Francisco y bajo la cabeza. 

Giotto

Muerte
San Francisco de Asís falleció el 3 de octubre de 1226.

“Última comunión de San Francisco” de Abraham Van Diepenbeeck

La muerte de San Francisco por Giotto (detalle)

En 1228, apenas dos años después, fue canonizado por el papa Gregorio IX, que colocó la primera piedra de la iglesia de Asís dedicada al santo. La festividad de San Francisco de Asís se celebra el 4 de octubre.

La Basílica

La Basílica de Asís

Su nombre está relacionado con la figura de San Francisco, proclamado santo en 1228, que hizo de la ciudad un lugar de culto y de fuerte difusión del movimiento franciscano, y ayudó en el desarrollo del arte y la arquitectura de Asís.

La Basílica de Asis, rosetón

La estructura que se quería dar, como lugar de sepultura de Francisco, , era en un principio bastante simple, pero fue rápidamente modificada según líneas más majestuosas, inspirándose en parte en la arquitectura románica lombarda. El complejo, formado por dos iglesias superpuestas e independientes de nave única con transepto saliente y ábside, se terminó en 1239.

Portada principal
Tumba de San Francisco

El 25 de mayo de 1230 se habían transferido los restos mortales de Francisco desde la iglesia de San Jorge (futura iglesia de Santa Clara) a la basílica construida en su honor. Enterrado bajo el altar mayor en un lugar inaccesible, durante siglos se perdió la memoria del punto exacto donde se encontraba su cuerpo , hasta 1818 en que se decubrió.

Resultado de imagen de basilica asis san francisco

Frescos de la Basílica Baja de San Francisco“, Asis (desde 1300).

En la Basílica Baja, Giotto, comparte trabajo con Cimabue, Simone Martini y Lorenzetti. El transepto norte nos muestra escenas del nacimiento de Cristo, niñez y crucifixión junto con la “Madonna Entronizada” de Cimabue.

San Buenaventura por Bartolomé Esteban Murillo Museo Bellas Artes de Sevilla

El Capítulo general de los franciscanos, celebrado el año 1260, encargó a San Buenaventura, entonces Ministro general de la Orden, que escribiera una nueva y definitiva vida de San Francisco: es la que conocemos bajo el nombre de «Leyenda Mayor».

Giotto atribuido a Paolo Uccello

Giotto se inspiró precisamente en esta obra para pintar, a finales del siglo XIII, la galería de frescos de la basílica superior de Asís, que relata veintiocho episodios de la vida de San Francisco.

El gran maestro Giotto de Bondone considerándose, este autor del Trecento uno de los iniciadores del movimiento renacentista en Italia), dejó sus trazos de colores vivos y estilo innovador en estos frescos de la basílica, narrando la Vida de San Francisco. ( ya os he puesto algunas escenas, en el relato de su vida)

Derrumbe de las bóvedas

Desgraciadamente en 1997 el terremoto que asoló la zona hizo añicos la obra maestra del pintor italiano.Tras un laborioso proceso de restauración se ha conseguido reconstruir parcialmente todo el arte mural que decoraba la iglesia, aunque el daño es irreparable.

La Basílica de San Francisco de Asís

FUENTES:

https://www.biografiasyvidas.com/biografia/f/francisco_asis.htm

https://arteinternacional.blogspot.com/2010/01/pintura-gotica-italiana-del-treccento_04.html

http://www.franciscanos.org/buenaventura/menu.html

http://www.franciscanos.org/buenaventura/buenaventura2.html

https://elpoderdelarte1.blogspot.com/2017/10/basilica-de-san-francisco-de-asis-italia.html

http://franciscanos.org/sfa/gratien1.htm

Bibliografía:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s