Los autómatas


La definición, según la RAE, de la palabra autómata, viene del latín. automăta, y este del griego. αὐτόματα autómata “ingenios mecánicos, que obran por sí mismos” y también autómata es una  “máquina que imita la figura y los movimientos de un ser animado” ​ el equivalente tecnológico serían los robots autónomos y si el robot es antropomorfo se le conoce como “androide”.​
Existe una cierta incertidumbre sobre el impacto económico de la programación y la amenaza del equipamiento robótico y recientemente se ha afirmado, con respecto a los robots, que en un intervalo aproximado de unos 10-20 años, el 47% de los trabajos  serán realizados por máquinas.
Estas son las conclusiones de un estudio de Oxford,  que pueden extrapolarse a otros países desarrollados.
Y se ha evolucionado, sí, pero hasta un límite, porque los expertos concluyen que las profesiones que requieren una mayor creatividad o inteligencia social “sobrevivirán” en términos humanos.
Por ejemplo, los diseñadores, coreógrafos , profesores de primaria, médicos o psicólogos…(Los trabajos creativos son aquellos que requieren el uso de habilidades cognitivas para producir bienes o servicios) siendo el sector salud, el que domina la lista de aquellas con un factor de riesgo de nada más el 1% o menos.
Las ocupaciones que se clasificaron como de riesgo “medio” de extinción de aquí a 2025, fueron:
Profesionales como jueces y magistrados (40%), economistas (43%), historiadores (44%), programadores (48%), pilotos comerciales (55%) y asesores financieros (58% de riesgo)

Fuente: https://www.bbc.com/mundo/noticias-38930099

Dicho esto, que nos da una idea de nuestro futuro y el de la automatización, vamos ahora a repasar, como y cuando se inició la creación de los primeros autómatas, que al cabo de los siglos evolucionaron hacia la robótica moderna.
Algunos de ellos, así como sus diseños, recogidos en libros, se pueden considerar auténticas obras de arte, por lo que creo pertinente compartirlo en páginas que traten del tema.


“El monje orando”de origen alemán c.1560

LOS ORÍGENES
Aunque resulte difícil de creer, la robótica es una ciencia que tiene miles de años. ASIMO o los robots de Sony no son más que el resultado de siglos de investigación.
La imagen del robot como máquina a semejanza con el ser humano ha prevalecido en las culturas desde hace muchos siglos. El afán por fabricar máquinas capaces de realizar tareas independientes ha sido una constante en la historia, a través de la que se han descrito infinidad de ingenios, antecesores directos de los actuales robots

Históricamente los primeros autómatas se remontan a la prehistoria, donde las estatuas de algunos de sus dioses o reyes despedían fuego de sus ojos, como fue el caso de una estatua de Osiris, otras poseían brazos mecánicos operados por los sacerdotes del templo

 Y otras, como la de Memon de Etiopía emitían sonidos cuando los rayos del sol los iluminaba consiguiendo, de este modo, causar el temor y el respeto a todo aquel que las contemplara
Los egipcios desarrollaron modelos matemáticos muy avanzados y construyeron automatismos muy sofisticados, como el reloj de agua.
LOS AUTÓMATAS EN GRECIA

“Pygmalion esculpiendo a Galatea”de Jean-Baptiste Regnault de 1786, Musée National du Château et des Trianons
 La mitología griega contiene  referencias sobre la vida artificial: Prometeo creó el primer hombre y la primera mujer con barro y les dio vida mediante el fuego celeste. Pigmalión, rey y sacerdote mitológico, descubrió como Galatea, una de las estatuas que había esculpido, tomaba vida, desvelando con ello el interés atávico del ser humano por los autómatas.

 Vulcano (Hefesto) en su fragua,  Rubens (1636-1638)
Ya en el siglo VIII a. de C., Homero, en su célebre Ilíada, describe a servientes mecánicos dotados de inteligencia construidos por Hefesto, el dios de la metalurgia, en su fragua.

Crátera con representación de Talos.

También se le considera el creador de Talos, autómata de bronce protector de Creta.

ARCHYTAS (428 aC-347 aC)

Anteriores a Herón,(que luego veremos) realizaron sus aportaciones como es el caso de Archytas, inventor del tornillo y la polea y famoso por su “paloma mecánica” capaz de volar gracias a vapor de aire en propulsión.

PHILÓN DE BIZANCIO (del 280 al 220 a.c.) 
Fue un escritor griego cuyos escritos trataron de mecánica, matemáticas, construcción de puertos y artilugios

Como los griegos no vivían mal y también le daban al vino, se le ocurrió diseñar: Su invención mas celebre se trata de una “camarera automática” cuando le ponía una copa en la mano, servía de una jarra en su otra mano vino y después agua dependiendo que tan fuerte se quisiera la bebida.

Y es que el término robot, que significa esclavo, viene que ni pintado: la sociedad griega despreciaba el trabajo, que era propio de esclavos y trataron a toda costa de no trabajar.

APOLONIO DE PERGA (262-190 a. de C)

Geómetra griego famoso por su obra “Sobre las secciones cónicas”. Él fue quien dio el nombre de elipse, parábola e hipérbola, a las figuras que conocemos.

Además de su famoso cono, (generador de todas las curvas resultantes de las diferentes intersecciones entre un cono y un plano) inventó una serie de autómatas musicales impulsados por agua.
 CTESIBIO (285 a. C.–222 a. C) 

Bomba de Ctesibio
Ademas de  autómatas musicales, cuya sonido lo creaba el paso del aire a través de diversos tubos, a la manera de un órgano, fabricó una serie de invenciones que establecieron las bases para el desarrollo de los compresores de aire y las bombas de vacío actuales.

Por supuesto también habría que destacar la Maquina de Antikhitera o Anticítera, que merece un capítulo aparte y dataría del año 87 a.C.

Hubo otros, como el terrible sistema descrito por Polibio (200 a. C.-118 a. C.) y utilizado por Nabis, tirano de Esparta, que consistía en un artilugio con “forma de mujer con clavos en su pecho” y brazos y que abrazaba mortalmente a todo aquel que incumplía sus pagos.

Trono de Salomón
Y otros aún más antiguos, pero de más difícil autentificación, como el mítico “Trono de Salomón”, descrito en la Biblia y otros textos árabes como un árbol de bronce con pájaros cantores, leones y grifos mecánicos además de ser móvil, pudiendo elevarse desde el suelo hasta el techo.

Pero el personaje mas importante de Grecia en el campo del automatismo fué:

HERÓN DE ALEJANDRÍA (del 20 al 62 d.c.)
Se dice de él, que pudo haber sido el “padre de la robótica”, fue un matemático e ingeniero griego del periodo helenístico, nacido probablemente en Egipto y que realizó su trabajo en Alejandría.

Esta reconstrucción del Hércules y el Dragón de Herón, corresponde a Giovanni Battista Aleoti,1589, Cuando Hércules golpea la cabeza del dragón, este arroja agua sobre su cara.

  En el año 62 Heron de Alejandría describe múltiples aparatos en su libro “Autómata”. Muchos de ellos, basados en los principios de Philon o Arquímedes, realizados fundamentalmente como entretenimiento y que imitaban el movimiento, tales como aves que gorjean, vuelan y beben

Dispensador de vino 

También  diseña ingeniosos mecanismos como la máquina de fuego que abría puertas de los templos o altares mágicos, donde las figuras apagaban el fuego de la llama.

También cabe destacar su “The automaton theatre” sobre su teatro de marionetas mecánicas que representaban la Guerra de Troya.

AUTÓMATAS EN ROMA

En la mitología romana, Vulcano, equivalente del Hefestos griego construye ingenios mecánicos que utiliza como sirvientes.

“La ofrenda a Príapo” Nicolas Poussin (1594-1665)
En Roma existía la costumbre de hacer funcionar juguetes automáticos para deleitar a los huéspedes.
Trimalción ofreció en su famoso banquete, descrito por Petronio en su “Satiricón”, pasteles y frutas que arrojaban un chorro de perfume cuando se hacía una ligera presión sobre un príapo (dios de la fecundidad, de exagerado pene, que como anécdota se descubrió en una restauración realizada en el Museo del Prado en 2009, bajo varias capas de pintura)

Estatua de broce de Príapo, en cuyo regazo estaban colocados pasteles y frutas.

EL ÁBACO

Ábaco romano de marfíl
Se tiene constancia de la existencia del ábaco ya entre el año 1000 y 500 a C, aunque existen dudas sobre si fue en Babilonia o en China dónde fue inventado.
Este ingenio matemático permitió el desarrollo de la computación y la inteligencia artificial que fueron desarrollándose paralelamente al interés por los automatismos y el diseño de máquinas imitadoras del ser humano.

AUTÓMATAS EN EL MUNDO ÁRABE
    La cultura árabe, heredó y difundió los conocimientos griegos, utilizándolos no sólo para realizar mecanismos destinados a la diversión, sino que les dieron una aplicación práctica, introduciéndolos en la vida cotidiana de la realeza. Ejemplos de estos son diversos sistemas dispensadores automáticos de agua para beber o lavarse
LOS HERMANOS BANU MUSA 

Trabajaron en la “Casa de la sabiduría”, el libro fue un encargo del califa Al-Mamun, que dio instrucciones a los Banu Musa para recopilar todo el saber  respecto a las máquinas, de las diversas obras grecolatinas que se habían conservado.​

Lámpara autoalimentable
Algunos de los artefactos se inspiraban en las obras de Herón de Alejandría​ y Filón de Bizancio, así como en la antigua Persia, China e India.​ Otros muchos fueron invenciones de los propios hermanos Banu Musa.

“El Libro de los Mecanismos Ingeniosos”
´Se trata de un libro escrito en el año 805 por los hermanos Banu Musa (Ahmad, Muhammad y Hasan bin Musa ibn Shakir) en los que son descritos​ un centenar de mecanismos y autómatas, y como emplearlos.

AL-DJAZARI (del 1136 a 1206 dC)
Llamado “el robotista del medievo” fue un importante erudito, artista, astrónomo, inventor e ingeniero mecánico y uno de los más grandes ingenieros de la historia, proveniente de Mesopotamia que floreció durante la Edad de Oro del Islam en la Edad Media.

Inventor del cigüeñal y los primeros relojes mecánicos movidos por pesos y agua entre otros muchos inventos de control automático, estuvo también muy interesado en la figura del autómata

“El libro del conocimiento de ingeniosos dispositivos mecánicos”, Automata, de al-Jazari. 1315

Escribió esta obra, considerada una de las más importantes sobre historia de la tecnología y que es una de las obras ilustradas más fascinantes del mundo árabe. Se dedica a la construcción de cincuenta dispositivos mecánicos, que van desde fuentes, relojes y puertas de palacio automatizadas hasta jarras, cerraduras y cerrojos. Terminado hacia el año 1205,del que se conservan copias manuscritas repartidas entre los Museos de Londres, Leiden, Dublín, París, Estambul, etc

Los dibujos presentados a continuación, pertenecen a este libro:

La llamada “Banda músical de Al Djazarí” 
Orquesta-autómata que operaba gracias a la fuerza del agua. Esta última estaba destinada a amenizar fiestas y banquetes   Compuesto por unas figuras con instrumentos musicales que, mediante diversos engranajes y ejes de levas  ( mecanismo que no sería descubierto en Europa hasta el siglo XIV),  así como una pequeña noria de agua,  permitía que del mismo saliese “música” o, al menos, ritmos musicales. Dado, que las clavijas responsables de las notas musicales  podían ser intercambiadas por otras distintas, con el objetivo de interpretar otra melodía, se considera una de las primeras máquinas programables de la historia.                                                             

“Reloj elefante” de Al-Jazari.
Complejo autómata con forma de elefante, animado por seres humanos y animales mecánicos que se movían y marcaban las horas.

Una reproducción del reloj de elefante en el centro comercial Ibn Battuta , Dubai 
Al-Jazari al terminar el desarrollo y la construcción de su reloj Elefante escribió: “El elefante representa las culturas india y africana, los dos dragones representan la antigua cultura china, el fénix representa la cultura persa, el agua representa la cultura griega antigua y el turbante representa la cultura islámica “que significa la mentalidad multicultural del intelectual Al-Jazari.

Diagrama de una flauta perpetua impulsada hidráulicamente

Uno de los capítulos trata sobre los dispositivos paralavarse las manos, como esta jarra grande sostenida por una mujer arrodillada en un pabellón abovedado. Al-Jazari sostiene que una vez que el pájaro silba, el agua se vierte en un recipiente debajo. Un pato luego bebe el agua usada y la libera a través de su cola en un contenedor escondido debajo de la plataforma.

LA EDAD MEDIA
La Edad Media supone un paso adelante en la creación de autómatas después de una época romana sin ninguna aportación importante.
En este periodo, se desarrollaron muchísimo los aparatos mecánicos, sobre todo en el arte musical, pues los primeros grandes órganos eran obras maestras de ingeniería.
VILLARD D´HONNECOURT (1200-1250)
Arquitecto o maestro  de obras itinerante, nacido en Francia, que ha pasado a la historia debido a que se ha conservado un cuaderno de viajes que le perteneció: el “Livre de portraiture”

En el año 1235, escribe este libro con bocetos que incluyen secciones de dispositivos mecánicos, como un ángel autómata, e indicaciones para la construcción de figuras humanas y animales, además de otros muchos bocetos de todo tipo.

“Livre de portraiture” detalles

“EL GALLO DE ESTRASBURGO”

  Otro ejemplo relevante de la época fue el Gallo de Estrasburgo que funcionó desde 1352 hasta 1789. Este es el autómata más antiguo que se conserva en la actualidad, formaba parte del reloj de la catedral de Estrasburgo y al dar las horas movía el pico y las alas.

LAS CABEZAS PARLANTES
Llegados a este punto, tengo que mencionar que, dentro de los autómatas hay un grupo que ha tenido una gran difusión a lo largo de la historia, las “cabezas parlantes”, seres que se creían entre la mecánica y la magia que hablaban, aconsejaban a sus dueños o predecían el futuro. La leyenda y el mito han influido mucho en este tipo de mecanismos encontrándose las primeras versiones en antiguos cuentos árabes.

Entre los autómatas de la Edad Media, donde destacaron:

EL PAPA SILVESTRE (del 945 al 1003)

Grabado del papa y el demonio, con el que se decía, había pactado
Antes de ser papa fue un erudito conocido como Gerbert d’Aurillac científico de su época, teólogo y filósofo, pero es en su faceta de matemático en la que más destacó.  Su creación más notoria se trataba de una “cabeza mecánica de bronce parlante”, a la cual al hacerle una pregunta, era capaz de responder en forma afirmativa o negativa. Debido a esto también se le atribuye al erudito el haber inventado la primera inteligencia artificial.

ALBERTO MAGNO (1204-1282)

Nacido en 1206 en Baviera, teólogo, filósofo y hombre de ciencia Alberto Magno es una de las figuras decisivas del pensamiento medieval. Se le han atribuido a lo largo de la historia multitud de obras tanto de carácter mágico como de creación de seres artificiales. En concreto dos, una de las llamadas “cabezas parlantes”, de las que se hablará más adelante, y de un autómata de hierro que le servía como mayordomo y en el que trabajó treinta años de su vida, era capaz de andar, abrir la puerta y saludar a los visitantes aunque otros autores afirman que además podía hacer más tareas caseras

  La cabeza parlante, la construyó -según sus propias palabras- usando : ”…Los ángeles del inframundo… “ y los misterios de la piedra filosofal para crear los “…metales y el desconocido material que le insuflaba vida …
De hecho esta cabeza parlante recuerda bastante al mítico Baphomet Templario y fué destruida a golpes por su discípulo Tomás de Aquino al creerla obra del demonio.

Otro de los ejemplos más famosos es la cabeza con forma de hombre de Roger Bacon (1214-1294), hecha de latón y que podía responder a preguntas sobre el futuro

O el de la figura de  Atanasio Kircher,y de su libro “Misurgia Universalis” donde describe con detalle la creación de figuras que pueden mover los ojos, labios y lengua.

Y siguiendo con el tema, en siglos posteriores, aparecieron otras cabezas parlantes, como la que Cervantes describió en su episodio del Quijote,que  se puede considerar un precedente renacentista: Cuando don Quijote y Sancho se entrevistan con la estatua asistimos a un juego de salón que agrega la ilusión a la ciencia

En cualquier caso, la mayoría de ellas conseguían la “voz” a través de diversos sistemas. El primero con base documental en conseguirlo fue Kratzenstein que con un sistema de tubos de órgano podía reproducir las vocales.

 O las creadas por el abate Mical, de tamaño natural y que, exhibidas de dos en dos, se contestaban la una a la otra.

En 1846, en el Gran Salón Egipcio de Londres, Joseph Faber expuso la versión más perfecta de estas máquinas, bautizada como Euphonia, que se utilizaba como el órgano de una iglesia y que podía desde recitar el alfabeto hasta responder preguntas, susurrar o reír.
Por un chelín por cabeza, los espectadores fueron llevados a una habitación oscura con poca luz para ver la Euphonia,
Catorce teclas de piano controlaban la articulación de la mandíbula, los labios y la lengua de la cabeza, mientras que los roles de los pulmones y la laringe se realizaban mediante un fuelle y una caña de marfil.

 EL RENACIMIENTO
En el Renacimiento, la tecnología predominante estuvo en los relojes… y sus personajes mas importantes fueron:

LEONARDO DA VINCI (1452-1519)
La genialidad de este excelso artista excede el campo de lo meramente pintoresco, y entre sus trabajos se pueden encontrar cosas tan extraordinarias como un precursor del helicóptero, un esnórquel, un paracaídas, un submarino y hasta un tanque, entre otras cosas.

Paloma imaginaria que aparecía, atribuida a Leonardo, en la serie de TV “Los demonios de da Vinci”
No existen datos de que fuera real, pero dado su ingenio y su afición por los pájaros, no sería tan increible.

En 1495 ya había diseñado uno de los primeros autómatas humanoides del mundo occidental: un caballero con armadura, que en su interior  albergaba un complejo mecanismo de ruedas y engranajes, cables y poleas, capaz de incorporarse, agitar los brazos, mover la cabeza (tenía un cuello flexible) y abrir y cerrar la mandíbula.

 Estas máquinas se relacionan con el canon anatómico del hombre vitruviano y sus claves matemáticas, aunque como muchos otros inventos de Leonardo no fue construido.

Este mecanismo fue reconstruido en la actualidad según los dibujos originales tal y como recogen el cuaderno recuperado en 1950

El segundo, mucho más ambicioso, se trató de un león mecánico construido a petición de Francis I, Rey de Francia (1515) para facilitar las conversaciones de paz entre el rey francés y el papa León X .

JUANELO TURRIANO ( 1501 a 1585)

Tambien conocido como Giovanni Torriani, fue un hábil relojero, ingeniero e inventor hispano-milanés.

“Astrarium” de Giovanni de Dondi 1364 (inspirador del “Cristalino”)
Llegó a España en el año 1529 llamado por Carlos I, y ya como Juanelo Turriano, fue nombrado Relojero de Corte y construyó para este rey el famoso “Cristalino”, un reloj astronómico que le hizo ser conocido en su época, porque era capaz de indicar la posición de los astros en cada momento, con objeto de interpretaciones astrológicas.

En 1540, el artesano Juanelo  construyó para el emperador Carlos V un mecanismo con la forma de una “joven que tocaba el laúd”. La máquina caminaba en línea recta y en círculo, tocaba de verdad el laúd pulsando las cuerdas, y giraba la cabeza para mirar en derredor.  (Kunsthistorisches Museum in Vienna)

EL ARTIFÍCIO DE JUANELO

Pero aunque no se trata de un autómata, propiamente dicho, Juanelo es más conocido por la máquina hidráulica que construyó para subir el agua a Toledo desde el río, conocida como el “Ingenio de Toledo o Artificio de Juanelo”.

Esta máquina conseguía llevar el agua del río Tajo hasta el Alcázar, situado a casi 100 metros por encima de su cauce y tiene una triste historia:
Para entender la importancia del “Artificio de Juanelo” hay que situarse en una ciudad como Toledo, rodeada en tres cuartas partes por las aguas del río Tajo, pero sin forma de abastecer a sus habitantes. Hasta que llegara la solución del Artificio, los aguadores o azacanes tenian que subir cientos de cántaros al día a lomos de asnos.

El agua que llegaba hasta los pies del propio Alcázar, allí se quedaba para su servicio, y al no ser repartido el líquido elemento con la ciudad, según el trato, esta y su Ayuntamiento se negaron a pagar a Turriano, los ocho mil ducados de oro y tampoco los mil novecientos para mantenimiento de tan grandiosa máquina

Ruinas del artificio de Juanelo, grabado publicado en 1858 en la revista El Museo Universal.

Y fue en el año 1581, cuando comenzó a funcionar el segundo “artificio”creado por Turriano, paralelo al primero,  para la ciudad de Toledo, aunque la ciudad siguió sin pagar al famoso “matemático mayor”, siendo al final el propio rey Felipe II el que siguió costeando parte de la obra,  pero debido a los problemas económicos, Turriano había dejado de pagar el mantenimiento del primero, que se deterioró y eso sirvió de coartada a Felipe II para, apropiarse del segundo Artificio y del agua por él bombeada. Segunda estafa.

EL HOMBRE DE PALO
 En Toledo, se le atribuye a Juanelo Turriano la creación de un autómata (entre otros muchos como danzarines, guerreros o pájaros voladores)

El  llamado “El Hombre de Palo” (del que queda constancia en el nombre de una calle de Toledo)

Se trataba de un sirviente autómata que se diferenciaba del resto por estar hecho de madera y que recorría las calles pidiendo limosna para su dueño haciendo una reverencia cuando la conseguía. (Otros autores más conservadores solo consideran a este autómata un muñeco de palo estático, que se colocó en la ciudad para recoger fondos para la apertura de un hospital)

El hombre de palo, no se conservó, pero existe una réplica moderna en Toledo.

En la Institución Smithsonian de Washington se conserva este autómata que algunos historiadores atribuyen también a Gianello Torriani. Representaría a San Diego de Alcalá, uno de los santos más populares en aquel momento y que daría nombre a la ciudad de San Diego,  Es de acero y mide 39 cm.

“EL MONJE ROBÓTICO”
Otra posible obra de Juanelo, fué este “fraile” con mecanismo de relojería, de 38 centímetros de altura, representa la figura del conocido fraile milagroso San Diego de Alcalá. El autómata estaba hecha de madera y hierro y se supone que fue fabricado  en la década de 1560.
El monje puede caminar, golpeándose el pecho, levantando su cruz y rezando en silencio. Hoy el monje reloj todavía puede deslizarse por allí, moviendo la boca y los brazos en oración silenciosa.

 La tradición en torno al monje es que el rey Felipe II, encargó a Turriano que crease el autómata penitente después de que su hijo Carlos  se recuperara de una enfermedad mortal, que el rey creyó milagrosa.

Detalle del monje autómata

Existe un pariente italiano del monje de palo, que no pide nada,  solo se desplaza, hace gestos con el rostro y toca un tambor. Este autómata que puede que también sea obra de Turriano y pertenece  a una colección privada, descrito así en el catálogo de la exposición de Cremona sobre Janello Torriani
Os aconsejo que visioneis este video, porque explica perfectamente su funcionamiento (esta en italiano, pero se entiende muy bien)

EL PAPAMOSCAS

 En España, el Papamoscas de la catedral de Burgos, construido en el siglo XVI, consiste en un hombre mecánico que se mueve con los cambios horarios y funciona aún hoy día , cuya misión es la de tocar las campanas señalando la hora: lo hace moviendo su brazo derecho (con el que mueve, a través de una campana, un badajo) al mismo tiempo que abre y cierra la boca. Si bien el mecanismo actual es del siglo XVIII, sustituye a un artilugio parecido de fecha anterior.

Los relojes con autómatas son muy abundantes en Europa y quizá el del Ayuntamiento de Praga, sea de los mas conocidos

 LOS AUTÓMATAS DEL S.XVII
RENÉ DESCARTES (1596-1650)

Uno de los más famosos casos de creación de un autómata humano, pero también donde es más difícil separar la historia de la ficción, es la historia de René Descartes  y su hija autómata
Cuentan que tras la muerte de su hija ilegítima Francine, de cinco años de edad, se sintió tan deprimido que se propuso construir una muñeca autómata lo más parecida a la fallecida
 Su inseparable unión hizo que la llevara de viaje cruzando el mar de Holanda. La tenía guardada en un cofre dentro de su camarote. El capitán del barco, intrigado por su contenido, consiguió entrar en el camarote y abrir el cofre.

Cual fue su espanto al comprobar que aquella muñeca se levantaba y movía, que  horrorizado, la tiró por la borda. Entonces Descartes, que solía destacarse por su mal humor, mató al capitán y lo tiró también, al igual que había hecho con la muñeca.
EL SIGLO XVIII: ÁUGE DE LOS AUTÓMATAS
Con la entrada en el siglo XVIII y los consiguientes avances en materia de relojería se llega a la que se considera la época donde mejores y más perfectos autómatas se realizaron de la historia. Su desarrollo, dominado por el carácter científico, ponía de relieve la obsesión por intentar reproducir lo más fielmente posible los movimientos y comportamientos de los seres vivos.  De esa manera, androides y animales mecánicos fueron realizados por relojeros atraídos por la medicina y por las ciencias naturales

JACQUES DE VAUCANSON 

Los tres autómatas de Vaucanson

Nacido un 24 de febrero de 1709, Jacques de Vaucanson, excelente relojero pero con amplios conocimientos de música, anatomía y mecánica, quería demostrar mediante sus autómatas la realización de principios biológicos básicos, tales como la circulación, la digestión o la respiración.

Sobre esta última función versó su primera creación “El Flautista” figura con forma de pastor y de tamaño natural que tocaba el tambor y la flauta con un variado repertorio musical
En la imagen se puede ver el flautista de Innocenzo Manzetti  (1849), ya que el otro desapareció.

Esquema del funcionamiento del flautista
. Vaucanson lo presentó en la Academia de Ciencias de Francia cosechando un gran éxito.

Más tarde, en 1738, crea su segundo autómata llamado “El Tamborilero” como una versión mejorada del primero. En esta ocasión la figura tocaba la zampoña de Provenza y el tamboril con veinte melodías distintas.

 EL PATO DIGESTOR DE VAUCANSON

Recreación moderna del canard

El tercero y más famoso fue “Le canard digérateur” de Jacques de Vaucanso, que fué aclamado en 1739 como el primer autómata capaz de hacer la digestión.

“El pato con aparato digestivo” transparente y compuesto por  más de 400 piezas en movimiento sólo en cada ala, podría batir sus alas, beber agua, comer granos de cereales, y era capaz de defecarlos.
La comida se recogía en un recipiente interior y se enviaban heces previamente almacenadas, por supuesto. Un proceso de digestión completo que los espectadores podían presenciar, al estar el abdomen abierto, aunque en realidad el pato era un engaño, pues lo que comía no era lo mismo que defecaba, sino que al interior del pato había un compartimento en el que se depositaba el grano que comía y del que salía algo parecido a un excremento. Pasados los años, Vaucanson, cansado de su propia obra, vendió las figuras en 1743. . Por desgracia, y tras su venta, los tres ingenios desaparecieron o fueron destruidos.
 . Por instigación de Luis XV, intento construir un modelo con corazón, venas y arterias, pero murió antes de poder terminar esta tarea.

EL TURCO MECÁNICO

“El Turco” tal y como lo veía el público.

El autómata más famoso de la historia fue un “impostor”. En 1769 el aristócrata húngaro Wolfgang von Kempelen fabricó un imponente busto de madera de un jugador de ajedrez, conocido como El Turco por su atuendo.
Esta máquina ajedrecista trucada fue construida  para impresionar a la emperatriz María Teresa de Austria. La máquina era capaz de jugar partidas de ajedrez con oponentes humanos.
Era operada en secreto por maestros de ajedrez con talento, pero durante décadas se creyó que era un autómata.

Posible funcionamiento real de “El Turco”.

 Fue uno de los mayores fraudes de su tiempo pero que, a pesar de ello, impulsó la creación de autómatas jugadores de ajedrez hasta casi nuestros días. El escritor Edgar Allan Poe, tras asistir a uno de sus espectáculos, planteó que tenía que haber un jugador real dentro del busto.

Construido en 1769, “El Turco” estaba formado por una mesa donde estaba colocado un maniquí con forma humana vestido con ropajes árabes. Una puerta en la parte frontal se abría y dejaba ver el supuesto mecanismo de funcionamiento del autómata. Un jugador oculto en el cajón, usando piezas magnéticas, podía disputar una partida boca abajo en la cara interior del tablero al tiempo que sus brazos estaban comunicados con los del busto mediante un dispositivo articulado
El campeón de ajedrez Johann Allgaier, fué el que se ocultó  y nunca fue descubierto y aún hoy día siguen siendo un misterio algunos aspectos de su invento
Este jugador fue una de las mayores atracciones de la época ya que, según contaban, era invencible.

Viajó a lo largo de Europa aún después de la muerte de su creador, pasando a manos de Johan Maezel, llegando a derrotar al mismísimo Napoleón Bonaparte durante la campaña de la Batalla de Wagram.

La fama de este autómata hizo que se crearan otras muchas réplicas con el mismo truco de funcionamiento, algunas de ellas en el siglo XIX como es el caso de “Ajeeb” presentado por Charles Hooper en 1868

o “Mephisto” nacido en 1876 consiguiendo ganar un torneo de ajedrez en Londres sin que nadie se percatara del artificio y que estaba controlado remotamente por medios electromecánicos

Así, podemos considerar a estos autómatas, tanto los falsos como los reales, como pioneros de los modernos juegos de ajedrez informáticos y de ordenadores como Deep Blue que mantienen el mismo espíritu y objetivos que sus predecesores: conseguir que una máquina pueda vencer a la mente humana.

LA INTÉRPRETE DULCIMER o “Joueuse de Tympanon”

Esta autómata fue construida en 1784 por Peter Kintzing y David Roentgen, el ebanista de Luis XVI, para la reina María Antonieta en Versalles.

Se dice que su pelo es el  de la reina y el vestido fue confeccionado, utilizando uno de los vestidos de María Antonieta.

FRIEDRICH VON KNAUSS (1724-1789)
Inventor del siglo XVIII  y creador de uno de los primeros autómatas escritores.
Knaus fabricó varios (al menos cinco) autómatas de escritura, de los cuales el primero se presentó en Francia en 1753. En sus ejemplos anteriores, la escritura solo se remontaba a una mano que sostenía una pluma. Sin embargo, el cuarto autómata de escritura tuvo mejoras significativas

El autómata, que se muestra en la figura, fue hecho por Knaus en 1764 y fue donado a su patrón, el Príncipe Carlos de Lorena. El mecanismo de relojería mueve una mano, haciendo que sumerja la pluma en el tintero y escriba las palabras “Huic Domui Deus / Nec metas rerum / Nec tempora ponat” (que Dios no imponga fines o plazos en esta casa)

Esta compleja creación mas perfeccionada, la formaba una esfera sostenida por dos águilas de bronce, en ella la figura de una diosa sirve de musa al autómata que con su largo brazo escribe en una hoja en blanco lo que previamente se le ha ordenado realizar.
El sistema de funcionamiento es capaz de hacer que el autómata moje la pluma en la tintero para poder escribir y cuenta con un sistema para pasar la página cuando esta ha quedado escrita.

El autómata de Knaus visto en un grabado antiguo

PIERRE JAQUET-DROZ (1721 – 1790)
 Posiblemente el mejor y más conocido creador de autómatas de la historia. Fue un famoso relojero y filósofo de finales del siglo XVIII,  quien entre 1768 y 1774 construyó tres autómatas de extraordinaria complejidad.

 Sus tres obras maestras «La pianista», «El dibujante» y «El escritor» causaron asombro en la época llegando a ser contemplados por reyes y emperadores tanto de Europa como de China, India o Japón.

LA PIANISTA
El primero de ellos, «La pianista», es un autómata con forma de mujer que toca el órgano, con la particularidad de que es la propia figura la que interpreta las obras pulsando las teclas con sus dedos sin tener el sonido pregrabado o procedente de otro lugar. Compuesta por 2500 piezas podía mover los ojos dirigiendo la mirada del piano a los dedos, inclina el cuerpo, respira y al finalizar cada tema hacía una reverencia.

EL DIBUJANTE
«El dibujante», por otra parte, estaba compuesto por unas 2000 piezas, tenía forma de niño sentado en un pupitre y podía realizar hasta cuatro dibujos distintos. Al igual que el anterior imita el comportamiento mientras realiza la tarea moviendo los ojos, las manos o incluso soplando en el papel para eliminar los restos del polvo del lápiz.

EL ESCRITOR

El último, y más complejo de los tres autómatas, es «El escritor», compuesto por más de 6000 piezas. Podía escribir utilizando la pluma gracias a una rueda donde se seleccionaban los caracteres uno a uno pudiendo escribir así pequeños textos de unas cuarenta palabras de longitud.

Como los anteriores, realizaba movimientos propios de un ser humano como mojar la tinta y escurrir el sobrante para no manchar el papel, levantar la pluma como si estuviera pensando, respetando los espacios y puntos y aparte, además de seguir con la mirada el papel y la pluma mientras escribe.

Los tres autómatas se pueden contemplar en el Musée d’Art et d’Histoire de Neuchâtel, Suiza.
Jean-Frédéric Leschot, relojero y socio de los Jaquet-Droz, se especializó en la fabricación de prótesis para sustituir miembros amputados, consiguiendo no sólo cubrir el aspecto estético sino desarrollar un alto grado de funcionalidad para los brazos y piernas construidos

ROBERT HOUDIN

La fama de los autómatas de Von Knauss y Jaquet-Droz llevó a muchos ilusionistas y prestidigitadores a incorporar trucos con autómatas en sus espectáculos. Es el caso de Robert-Houdin que creó varios autómatas que, aunque mecánicos, estaban más cerca del mundo de la magia. Cabe destacar un busto cantante donde se mostraba un sistema de engranajes con el que se decía que la figura cantaba, aunque la realidad es que detrás de ese mecanismo se encontraba una cantante auténtica.

EL CISNE PLATEADO

En 1773 el inventor, relojero y fabricante de instrumentos John Joseph Merlin construyó un cisne autómata de tamaño real.

El cisne plateado. Museo de Bowes

Al ponerlo en funcionamiento, sonaba una deliciosa música y el cisne movía la cabeza a ambos lados, se acicalaba el plumaje del lomo y se inclinaba sobre el agua para capturar un pececillo

EL TIGRE Y EL SOLDADO

Este extraño juguete mecánico de tamaño natural fue creado para el Sultan Tipu, sultán de la ciudad de Mysore y del sur de la India de 1782 a su muerte.
El soldado que el tigre ataca es un joven inglés llamado Munro. Un hombre joven de nacionalidad inglesa que cazaba cerca de Calcuta había sido atacado por un enorme tigre que, según las crónicas, medía “1,37 metros de alto y 2,74 de largo” que le provocó la muerte. La víctima era el único hijo del general Hector Munro, rival de Tipu en una de las guerras contra los británicos en  Mysore.

 Hechizado por la historia, el dirigente mandó construir el autómata.

Algunas de las rayas que componen el estampado del animal están huecas. La figura es en realidad una caja de resonancia para un órgano de teclas básicas y sonido aflautado.
Los fuelles, controlados con una manivela que regula el aire, simulan con confusos sonidos los rugidos del tigre y los lamentos del humano. El mecanismo también activa el brazo del hombre, que sube y baja sin lograr que el depredador se inmute.
El autómata fue descubierto en el palacio de verano del sultán en 1799 y enviado a Gran Bretaña. Ahora es uno de los artefactos más interesantes en el Museo Victoria and Albert.
El TROMPETISTA KAUFMANN

El trompetista, construido en 1810 por Friedrich Kaufmann en Dresde, Alemania, con vestimenta de español, tenía un fuelle de cuero para los pulmones y un conjunto de tubos que imitaban el sonido de un instrumento de metal.

EL TELAR JACQUARD

    A finales del siglo XVIII y principios del XIX se desarrollaron algunas ingeniosas invenciones mecánicas, utilizadas fundamentalmente en la industria textil, entre las que destacan la hiladora giratoria de Hargreaves (1770), la hiladora mecánica de Crompton (1779), el telar mecánico de Cartwrigth (1785) y el telar de Jacquard (1801).

Máquina de telar de Jacquard(1801)
Artefacto controlado por tarjeta en las cuales los huecos estaban estratégicamente perforados.
Este ultimo, fue el primero en aplicar las tarjetas perforadas como soporte de un programa de trabajo, es decir, eligiendo un conjunto de tarjetas, se definía el tipo de tejido que se desea realizar. Estas máquinas constituyeron los primeros precedentes históricos de las máquinas de control numérico.

ÚLTIMA ÉPOCA: 1848-1914

A finales del siglo XIX y comienzos del siglo XX se siguieron creando autómatas de todo tipo, pero la realidad es que no fueron tan elaborados como sus antecesores y estuvieron más guiados al mundo del espectáculo.

“El fumador turco”
Entre los más importantes caben destacar “La pareja” de Alexander Nicolas Theroude,  la encantadora de serpientes de Roullet & Decamps, el fumador turco de Leopold Lambert, los escarceos con el mundo de los autómatas de científicos como Nikola Tesla y su robot sumergible con mando a distancia

El AUTÓMATA DE ROGER MOORE

 George Moore con su autómata caminante con forma humana y movido por la fuerza del vapor que podía recorrer distancias a casi 9 millas por hora.
En 1893 George Moore ideó un hombre de vapor que excitó la imaginación de quienes contemplaron el prototipo de lo que iba a ser todo un ejército de sirvientes capaces de liberar a la humanidad de los trabajos pesados o repetitivos… ¡y eso que la era de las cadenas de montaje ni siquiera había comenzado su reinado! Lo presentó en la Exposición de Chicago y  funcionaba porque  el tronco del maniquí encerraba una caldera calentada por gasolina y el motor, colocado debajo de dicha caldera, tenia una potencia de más de medio caballo a pesar de lo reducido de sus dimensiones
. Los gases desprendidos del hogar se escapan por la parte superior de la cabeza y forman el penacho del casco, y además tuvo la humorada de vestir a su hombre de vapor con una armadura de la Edad Media y de colocarle un cigarro en la boca, cigarro que también sirve de válvula de salida para el vapor

LA MORGUE MECÁNICA (La morgue de St. Dennistoun)

Atracción de feria macabra de los años 20, donde aparecen dos mujeres que acaban de reconocer los restos mortales de un ser querido. Una de ellas llora y hace el ademán de acercar el pañuelo al lacrimal para secarse las lágrimas de modo femenino; la otra intenta consolarla. En el depósito de cadáveres, un forense, un policía y dos investigadores trabajan en el caso.
Finalmente, con el estallido de la Primera Guerra Mundial la industria de los autómatas desaparece y no renacerá hasta la llegada de los modernos robots.

LOS MUSEOS

El Museo de Artes y Oficios de París
Tiene una excepcional colección de autómatas de los siglos XVIII, XIX y XX.

Museo de Colecciones de Artes Aplicadas en el Castillo Sforza en Milán
Cabeza de un autómata italiano (El Diablo), tallado en madera, siglos XVI y XVII, del Wunderkammer propiedad de Ludovico Settala. Podría hacer rodar sus ojos y mover su lengua, emitir un ruido y escupir humo de la boca.

Museu d’Autòmats del Tibidabo
El parque de atracciones del Tibidabo, en Barcelona, fue inaugurado en el año 1901 y entre sus atracciones se contaban una serie de autómatas distribuidos por todo el parque.

Hay payasos, gitanas que leen el futuro, hábiles equilibristas, verdugos en plena faena, maquetas animadas del parque,… y así hasta una cincuentena de piezas,

la monyos: 

AUTÓMATAS EN CHINA 

Las civilizaciones antiguas como la china también disponían de sus propios autómatas y mecanismos automáticos. Como la creada por el hijo del rey Tach`uan, hecho de madera, y tan semejante al hombre que confundían a todos los que lo veían, hasta que descubren su naturaleza y es destruido.

También el construido en el siglo II por Zhang Heng, que era un detector de terremotos que señalaba la dirección del epicentro.

EL KARAKURI JAPONÉS 

Fueron bastante populares en los siglos XVIII y XIX,  entre la clase aristócrata de Kioto, dominios feudales y el Shogunato de Edo.

Se les llamaba karakuri, que se podría traducir como “aparatos mecánicos para producir la sorpresa en una persona”y se distinguían tres tipos de figuras: las “Butai Karakuri” que se usaban en el teatro, las “Zashiki Karakuri” más pequeñas y con las que se jugaba en las habitaciones y las “Dashi Karakuri” que se utilizaban en las festividades religiosas

Su mayor tarea era la representación de mitos y leyendas tradicionales aunque existían de todo tipo como algunos que servían el te o lanzaban flechas con un arco.
Tanaka Hisashige (del 1799 a 1881)

fue un estudioso de la revolución tecnológica y científica europea, ingeniero, inventor de finales del periodo Edo a principios de la era Meiji y fundador de lo que pasaría a ser la Corporación Toshiba

Ya entrados en el siglo XX y XXI vemos como la tradición del karakuri se mantiene en los modernos robots japoneses, con la creación de complejísimos robots antropomorfos como ASIMO, QRIO o Repliee Q1 o mascotas robóticas como Aibo, descendiente directo de los autómatas animales de siglos pasados.

.

No quiero dejar de mencionar a otro precursor de la computación:
CHARLES BABBAGE (1791-1871) 

 Matemático y científico de la computación británico, que diseñó y desarrolló parcialmente una calculadora mecánica capaz de calcular tablas de funciones numéricas por el método de diferencias. Se le considera como una de las primeras personas en concebir la idea de lo que hoy llamaríamos una computadora, por lo que se le considera como “El Padre de la Computación”

La Máquina Diferencial
Esta máquina fue ideada por el militar, arquitecto e inventor alemán Johann Helfrich von Müller​ y redescubierta por el matemático británico Charles Babbage, ninguno de los cuales llegó a construirla

Es un dispositivo de naturaleza mecánica para calcular e imprimir tablas de funciones polinómicas y se introduce la capacidad de poder ser programado para la realización de unas actuaciones concretas.
.
Constituye un paso adelante para llegar a la concepción actual de robot; de suerte que si bien hasta el momento se ha trabajado en desarrollar su cuerpo en lo que a la movilidad se refiere, ahora se incluye también el primer atisbo de razonamiento automático, conocido más comúnmente como “inteligencia artificial”

ROBOTS DE CINE
Tenemos muchísimos ejemplos de films con robots y solo voy a presentar una muestra:

Réplica de la pionera “Metrópolis” 1927 de Fritz Lang

Y una de las mas recientes “La invención de Hugo” de Martin Scorssese, con el aliciente añadido de poder ver algunas películas de George Meliés

Y esto continua…

FUENTES

https://www.youtube.com/watch?time_continue=3&v=k_g7ISS9nFA   video Nancy

http://datociosos.blogspot.com/2016/03/casi-robots-de-la-antiguedad.html

http://automata.cps.unizar.es/Historia/Webs/automatas_en_la_historia.htm

http://mlozar.blogspot.com/2013/04/automatas-mecanicos.html

https://www.bbvaopenmind.com/automatas-los-ancestros-de-los-actuales-robots/

https://blogs.20minutos.es/trasdos/tag/automatas/

http://e-pursimuove.blogspot.com/2013/06/de-los-automatas-y-sus-maravillas.html

http://history-computer.com/Dreamers/Knauss.html

chity del amohttps://www.blogger.com/profile/080010416597106489421

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s