Casa Museo de Lope de Vega (Madrid)

La casa representa la típica vivienda común del siglo XVII. Se construyó hacia 1578. El poeta vivió en ella los últimos veinticinco años de su vida. La compró en 1610 por 9 000 reales y la habitó con su segunda esposa, Juana Guardo, hasta su fallecimiento en 1635. El inmueble lo heredó una hija y posteriormente un nieto, quien la vendió en 1674.

Tras pasar por diferentes propietarios, en 1929 su propietaria, Antonia García de Cabrejo, creó en ella una fundación para enseñar encaje a las niñas huérfanas. Al no tener herederos, la fundación pasó en 1931 a la Real Academia Española, su actual propietaria, que la destinó a Casa-Museo de Lope de Vega. Después de un laborioso proceso de restauración, en 1935, coincidiendo en aquella ocasión con el tercer centenario de la muerte de Lope de Vega, el inmueble pasó a ser casa museo y con tal motivo la RAE organizó de nuevo allí una sesión plenaria. Terminada la Guerra Civil, el edificio abrió sus puertas en 1941 y, ya en los años ochenta y noventa del siglo xx, se acometieron nuevas obras de restauración. La recreación de ambientes, cuyo objetivo es que se respire la presencia de Lope, evoca la vida cotidiana del Siglo de Oro y nos acerca a su intimidad. El equipamiento de la casa incorpora obras de arte, mobiliario, enseres y ediciones bibliográficas vinculadas al literato y su tiempo.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es 01.jpg

Lope Félix de Vega Carpio (Madrid, 25 de noviembre de 1562- 27 de agosto de 1635)

Fue uno de los más importantes poetas y dramaturgos del Siglo de Oro español y, por la extensión de su obra, uno de los más prolíficos autores de la literatura universal.

El llamado Fénix de los ingenios y (por Miguel de Cervantes) Monstruo de la Naturaleza renovó las fórmulas del teatro español en un momento en el que el teatro comenzaba a ser un fenómeno cultural de masas. Máximo exponente, junto a Tirso de Molina y Calderón de la Barca, del teatro barroco español.

Casa de Lope de Vega, fachada

Tras su restauración, la casa de Lope de Vega fue inaugurada en 1935. Ese año fue declarada Monumento Nacional. Entre 1973 y 1975 fue restaurada de nuevo por Fernando Chueca Goitia, quien reconstruyó las diferentes habitaciones: oratorio, estrado, comedor, cocina, estudio y alcobas del poeta y de sus hijas en el primer piso y en el segundo las habitaciones de huéspedes y servidumbre. Lope disfrutaba de un huerto-jardín interior frecuentemente mencionado en sus poemas y escritos y que hubo de ser reconstruido también.


En la puerta una inscripción que se podría traducir:
“Lo pequeño, siendo propio, es grande / Lo grande, siendo ajeno, es pequeño”

Algunos objetos pertenecientes al poeta y conservados en el convento de las Trinitarias, donde profesó una hija suya, han sido cedidos a la casa-museo. En su interior se exhiben varios cuadros prestados por el Museo del Prado y el mobiliario, del siglo XVII, procede de la Fundación García Cabrejo.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es 04.jpg

El interés de la Academia por la casa en la que Lope de Vega pasó los últimos veinticinco años de su vida (1610-1635) se remonta a 1862. Con motivo de la celebración del tricentenario del nacimiento del autor de La Dorotea, el académico Ramón de Mesonero Romanos propició una serie de iniciativas, entre las que destacan la colocación en la fachada de una lápida en recuerdo del poeta y la celebración de una sesión extraordinaria del pleno de la corporación en su interior.

Convento de las Trinitarias, cercano a su casa, donde profesó su hija Marcela y donde reposan sus restos
Los distintos objetos personales ―destaca el depósito que realizaron las Madres Trinitarias, quienes guardaron enseres que fueron de Lope de Vega―, mobiliario y obras de arte recrean el pequeño oratorio, el comedor, la alcoba donde murió el escritor o su estudio, que alberga un importante patrimonio bibliográfico del siglo XVII, depósito de la Biblioteca Nacional.

ORATORIO
La época que auspició la ordenación sacerdotal de Lope de Vega fue de una profunda crisis existencial, impulsada quizá por la muerte de parientes próximos: La noche del 19 de diciembre de 1611 el escritor fue víctima de un intento de asesinato del que pudo escapar apenas. Doña Juana de Guardo sufría frecuentes enfermedades y en 1612 Carlos Félix murió de fiebres. El 13 de agosto del año siguiente, falleció Juana de Guardo, al dar a luz a Feliciana. Tantas desgracias afectaron emocionalmente a Lope, y el 24 de mayo de 1614 decidió al fin ser ordenado sacerdote


SALA PRINCIPAL
El inventario del testamento del escritor de 1627, el legado de su hija Antonia Clara de 1664 y la documentación histórica sobre la finca fueron las referencias principales utilizadas para emprender la reconstrucción interna de los diferentes ambientes de la vivienda.

SALA PRINCIPAL
Se observa en la foto uno de los pocos medios que tenían los madrileños para calentarse: el brasero de latón o bronce.
En 1932 la vivienda pasó a ser oficialmente propiedad de la Academia, tras un legado de la Fundación Antonia García Cabrejo. A estos y otros hechos históricos relacionados con la casa de Lope dedicó Alonso Zamora Vicente uno de los capítulos de su Historia de la Real Academia Española, el titulado «Un museo excepcional».

La sala de estrado

Constituyó una parte esencial de la vivienda española hasta el siglo XIX, era el espacio doméstico destinado a la señora, donde recibía a sus visitas, cosía e incluso comía. Constaba de una tarima, que podía estar delimitada por una barandilla, de madera o corcho cubierta por esteras de junco o alfombras sobre la que se disponían los almohadones que servían de asiento (las mujeres se sentaban en el suelo por herencia árabe sobre todo en Andalucía). Para que el ambiente resultara más agradable, en invierno se calentaba con braseros (dentro de ellos se ponían huesos de aceituna para perfumar el ambiente) y en verano se colocaban recipientes con agua perfumada.

y el candíl de mecha para iluminarse

ESCRITORIO
Lope de Vega Carpio, procedente de una familia humilde natural del Valle de Carriedo, comarca del Pas-Miera, en Cantabria, fue hijo de Félix de Vega, bordador de profesión, y de Francisca Fernández Flórez. No hay datos precisos sobre su madre. Se sabe, en cambio, que tras una breve estancia en Valladolid, su padre se mudó a Madrid en 1561, atraído quizá por las posibilidades de la recién estrenada capitalidad de la Villa y Corte

ESCRITORIO
Se le atribuyen unos 3000 sonetos, tres novelas, cuatro novelas cortas, nueve epopeyas, tres poemas didácticos, y varios centenares de comedias (1800 según Juan Pérez de Montalbán). Amigo de Francisco de Quevedo y de Juan Ruiz de Alarcón, enemistado con Luis de Góngora y en larga rivalidad con Cervantes, su vida fue tan extrema como su obra

Libreria

Escalera al piso superior

Alcoba de Lope de Vega

Durante su vida, Lope de Vega fue un hombre harto aficionado a los amoríos, que más de una vez le trajeron dificultades. En total tuvo 15 hijos documentados entre legítimos e ilegítimos:

Alcoba de las hijas:que tuvo de varios matrimonios y amoríos.

Manuela, al parecer la primogénita de toda su prole. Bautizada el 2 de enero de 1581, falleció el 11 de agosto de 1585.

Antonia, nacida probablemente en 1589, fallecida en 1594, al parecer poco antes que su madre.
Teodora, nacida en noviembre de 1594, fallecida en la infancia entre 1595 o 1596.

Jacinta, bautizada en Madrid el 26 de julio de 1599, posiblemente fallecida en la infancia
Feliciana, nacida el 4 de agosto de 1613. La única de la descendencia legítima en sobrevivir a la infancia,
Angela
Mariana
Marcela, bautizada el 8 de mayo de 1605. El 2 de febrero de 1621 se consagra en el Convento de Trinitarias Descalzas, con el nombre de sor Marcela de San Félix
Antonia Clara (Clarilis), nacida el 12 de agosto de 1617. La menor de toda su descendencia y la alegría de su vejez, se fuga del hogar paterno el 17 de agosto de 1634 con don Cristóbal Tenorio, caballero de la Orden de Santiago, un protegido del conde-duque de Olivares y ayuda de Cámara de Su Majestad. Lope nunca se recuperó de este golpe.

Alcoba de los hijos


Carlos Félix, bautizado el 28 de marzo de 1606, por lo que se cree nació el año anterior, en 1605. Hijo predilecto de su padre, falleció el 1 de junio de 1612,
Félix, bautizado el 19 de octubre de 1603.
Lope Félix, nacido el 28 de enero de 1607. Muchacho de naturaleza díscola, es encerrado por su padre, debido a su mal comportamiento, en el asilo de Nuestra Señora de los Desamparados, en 1617. Con inclinaciones literarias como su padre, al final se vuelve militar, muriendo en 1634 en un naufragio

De relaciones mas fugaces tuvo otros dos hijos:
Fernando Pellicer, Fray Vicente, habido con una valenciana.
Fray Luis de la Madre de Dios, de madre desconocida.

Como curiosidad debemos mencionar la existencia del cuarto de huéspedes que como consecuencia de la Carga de aposento o Regalía de aposento, impuesta en Madrid desde 1561 por Felipe II al establecer la Corte en la ciudad. Obligaba a los propietarios de las casa con mas de dos alturas a alojar a militares o miembros de la corte en su vivienda. Motivo por el cual el Capitán Contreras se encuentra alojado en la casa de Lope de Vega

Ropa de la casa

Aprovecho para mencionar aqui a las esposas y amantes, de quienes tuvo a todos sus hijos, a saber:

María de Aragón (llamada Marfisa en las obras de Lope), hija de un panadero flamenco

Isabel Ampuero de Alderete Díaz de Rojas y Urbina (1ª esposa)

Juana de Guardo, su segunda esposa desde el 25 de abril de 1598.

Micaela de Luján, actriz (amante)

Marta de Nevares (amante)

Alcoba del servicio de Lope de Vega

Cocina
Francisco Martínez Montiño en su libro “Arte de Cocina, Pastelería, Vizcochería y Conservería”, titula su capítulo I “De la limpieza de la cocina”, dejando claro la importancia que ya en el Siglo de Oro se le otorgaba a la limpieza y la manipulación de alimentos.
«Pienso tratar en este Capítulo de la limpieza que es la más necesaria e importante, para que cualquier cocinero de gusto en su oficio. Y para esto es necesario guardar tres o cuatro cosas. La primera es, limpieza: y la segunda, gusto; y la tercera prestreza; que teniendo estas cosas aunque no sea muy grande Oficial, gobernándose bien, dará gusto a su señor, y estará acreditado.
Ha de procurar, que la cocina esté tan limpia, y curiosa, que cualquier persona que entrare dentro se huelgue de verla: y ha de tener buenas herramientas curiosas para cosas particulares y extraordinarias… Puesto que todo muy bien lucido, y colgado por buena orden que no anden las piezas rodando por las mesas ni por el alvadar.
Los asadores en su lanceta muy lucidos, y los palos de masa, y los cucharones de maniar blanco, has de tener en una tabla que estará colgada con unos clavos de palo torneado, como los tiene los boticarios, y otros para cedacillos y estameñas.
Esto ha de ser en la parte más desembarazada de la cocina, y si allí puedes acomodar la mesa para las cosas de masa, y ponerles encima un cielo de lienzo para que no caiga polvo de arriba; es cosa muy necesaria.
Si fuese posible no había de estar ninguna Cocina debaxo de ninguna casa, si no a un lado debaxo de un cobertizo, de madera, que no hubiese encima vivienda de gente; salvo si es de bóveda, que con eso, y buena luz estarán bien.
El agua la tendrás en tinajas, o en tinacos con sus cuberteras; y tendrás cuatro o seis cántaros en una cantarera de palo que no llegue con los suelos al de la Cocina. Estos serán vidriados con sus tapaderas; del agua de estos cántaros echarás para cocer todos lo que se hubiere de guisar, y la otra será para lavar y fregar las herramientas.
No consientes que se corten ninguna cosa sobre las mesas, sino sobre un rajo, que tendrás hincado en el suelo a una punta de la mesa, donde embarace menos, allí cortarás toda la carne y quebrarás los huesos: y las mesas las harás de pino blanco, y que las frieguen cada día con agua hirviendo, y ceniza, y estarán muy blancas”….. y asi, sigue aconsejando todas las condiciones que debe tener una cocina.

Puerta de salida al jardín trasero y escalera de servicio
Jardín-huerto trasero


Jardín: en primer plano la garrucha del pozo

Jardín

Lope de Vega murió el 27 de agosto de 1635. Doscientos autores le escribieron elogios que fueron publicados en Madrid y Venecia. Durante su vida, sus obras obtuvieron una mítica reputación. “Es de Lope” fue una frase utilizada frecuentemente para indicar que algo era excelente

El propio Félix Lope de Vega definía su casa como “Mi casilla, mi quietud, mi güertecillo y estudio” en una carta dirigida a un amigo. Demostrando su humildad ya que su casa no era ni mucho menos pequeña.

Sor Marcela de San Félix. Obra anónima del siglo XVII. (Casa-Museo de Lope de Vega, Madrid).
Sor Marcela de San Félix viendo pasar el entierro de su padre, Lope de Vega. Ignacio Suárez Llanos. 1862. (Museo del Prado, Madrid).


En sus últimos años de vida Lope de Vega se enamoró de Marta de Nevares, en lo que puede considerarse “sacrilegio” dada su condición de sacerdote; era una mujer muy bella y de ojos verdes, como declara Lope en los poemas que le compuso llamándola “Amarilis” o “Marcia Leonarda“, como en las Novelas que le destinó. En esta época de su vida cultivó especialmente la poesía cómica y filosófica, desdoblándose en el poeta heterónimo burlesco Tomé de Burguillos y meditando serenamente sobre la vejez y su alocada juventud en romances como las famosas “barquillas”.

Corral de Comedias de Almagro (Ciudad Real) prototipo de lo que fueron los teatros del siglo de oro


El teatro de Lope de Vega

Relación de la Historia de la literatura española, vol. 3: Siglo de Oro: teatro (Ariel)
Las dataciones proceden (salvo indicación de otra fuente) de la base de datos del teatro de Lope de Vega

Preceptiva Arte nuevo de hacer comedias en este tiempo (1609) Comedias de capa y espada Las ferias de Madrid (comedia picaresca, 1585-1588) El caballero del milagro (1593) La viuda valenciana (1595-1600) El vaquero de Moraña (comedia y drama histórico, 1599-1603) El sufrimiento premiado (1603)21 La prueba de los amigos (1604) La noche toledana (1605) El anzuelo de Fenisa (comedia picaresca, 1606) La discreta enamorada (1606) El acero de Madrid (1608) Los melindres de Belisa (1608) La niña de plata (1610-12) Servir a señor discreto (1610-1612) La dama boba (1613) La malcasada (1615) Santiago el verde (1615) El sembrar en buena tierra (1616) La moza de cántaro (1618) La cortesía de España (1619) Quien todo lo quiere (1620) Los locos de Valencia (1620) Amar sin saber a quién (1620-1622) ¡Ay, verdades que en amor! (1625) Sin secreto no hay amor (1626) La noche de San Juan (1631) Las bizarrías de Belisa (1634) Comedias palatinas Los embustes de Fabia (de historia antigua, 1588-1595) Los donaires de Matico (1596) La quinta de Florencia (drama palatino, 1600) La discordia en los casados (1611) El perro del hortelano (1613 El valor de las mujeres (1616) Amor, pleito y desafío (1621) Los Tellos de Meneses (1620-1628) La hermosa fea (1630-1632) Pastoriles Belardo el furioso (1586-1595) El verdadero amante (1588-1595, si bien Lope afirmaba que la compuso c. 1575, con unos 13 años) La Arcadia (1615) Caballerescas Los celos de Rodamonte (antes de 1596) El marqués de Mantua (1596) La mocedad de Roldán (1599-1603) Bíblicas La historia de Tobías (1609) La hermosa Ester (1610) El robo de Dina (1615-1622) Los trabajos de Jacob (1620-1630), también titulada Sueños hay que verdad [o verdades] son De santos Lo fingido verdadero (1608) La buena guarda (1610) El divino africano (1610) Mitológicas, cortesanas y zarzuela Adonis y Venus (1597-1603) El laberinto de Creta (1610-1615) La fábula de Perseo o la bella Andrómeda (1611-1615) El marido más firme (1620) La bella Aurora (1620-1625) El vellocino de oro (1622) La selva sin amor (1629) El amor enamorado (1630) Tragedias y dramas históricos Los comendadores de Córdoba (1596) El remedio en la desdicha (drama morisco, 1596) Vida y muerte del rey Bamba (1598), también titulada El rey Bamba o simplemente Bamba. Roma abrasada (1598-1600) El postrer godo de España (1600), también titulada El último godo La imperial de Otón (1600) El castigo del discreto (c. 1600) El gran duque de Moscovia (1606), también titulada El gran duque de Moscovia y emperador perseguido Peribáñez y el comendador de Ocaña (1605-1608) El duque de Viseo (1609) El villano en su rincón (1611) Los ponces de Barcelona (1610-1612) El bastardo Mudarra (1612) La locura por la honra (1612) Las paces de los reyes y judía de Toledo (1612) Fuenteovejuna (1614) La discreta venganza (1620) El mejor alcalde, el rey (1620-1623) El caballero de Olmedo (1620-1625) Porfiar hasta morir (1628) Contra valor no hay desdicha (1625-1630) El castigo sin venganza (1631) Autos sacramentales La adúltera perdonada (1608) El pastor lobo y cabaña celestial La venta de la zarzuela La siega 

Casa Museo Lope de Vega Dirección C/ Cervantes, 11 28014, Madrid Horario Martes a domingo de 10:00 a 18:00 horas.

Fuentes

http://www.rae.es/la-institucion/casa-museo-lope-de-vega/historia#sthash.Kn91KHZg.dpuf

http://www.casamuseolopedevega.org/es/

https://es.wikipedia.org/wiki/Casa-Museo_de_Lope_de_Vega




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s