San José

Hoy 19 de Marzo, celebramos el día de San José, un carpintero que vivió en Nazaret y que según la tradición, cuando tenía alrededor de treinta años, fue convocado por los sacerdotes al Templo, con otros solteros de la tribu de David, para tomar esposa.

Desposorios de María y José


Los sacerdotes ofrecieron a cada uno de los pretendientes una rama y comunicaron que la Virgen María de Nazaret habría de casarse con aquel cuya rama floreciera: “Y saldrá una rama de la raíz de Jesse, y una flor saldrá de su raíz” (Is. 11,1).

San José y el Niño con la vara florida del imaginero Juan Martínez Montañés

Sólo la rama de José floreció (es uno de sus atributos) y de ese modo fue reconocido como el destinado a desposarse con la Virgen María.

Jesús no era hijo natural de José. según dice la leyenda. Pero José ejerció de padre como si lo fuera (padre putativo) Aunque no hubo adopción de por medio, simplemente José aceptó a María por esposa cuando esta ya había concebido a Jesús. Y socialmente formaban una familia.

San José y el Niño de Guido Reni (1575-1642)
 Museum of Fine Arts de Houston.

Guido Reni
Este cuadro sintetiza lo mejor del claroscuro manierista y del naturalismo barroco coexistentes en el ambiente artístico italiano de la primera mitad del siglo XVII. El tratamiento hiperrealista de las arrugas del rostro y de las canas del cabello y la barba de José entroncan con José de Ribera.

CITAS EN LOS EVANGELIOS
José, era de condición humilde, aunque las genealogías de Mateo 1:1-172​ y Lucas 3:23-383​ lo presentan como perteneciente a la estirpe del rey David. Se ignora la fecha de su muerte, aunque se acepta que José de Nazaret murió cuando Jesucristo tenía ya más de 12 años pero antes del inicio de su predicación.
San Mateo (1,16) llama a San José el hijo de Jacob; según San Lucas (3,23), su padre era Helí. Probablemente nació en Belén, la ciudad de David del que era descendiente. Al comienzo de la historia de los Evangelios (poco antes de la Anunciación), San José vivía en Nazaret.


Según San Mateo 13,55 y Marcos 6,3, San José era un “tekton”. La palabra significa en particular que era carpintero o albañil. San Justino lo confirma, y la tradición ha aceptado esta interpretación.

Nuestro Señor Jesús fue llamado “Hijo de José”, “el carpintero” (Jn 1,45; 6,42; Lc 4,22).

San José en los frescos de Sigena

El Evangelio de Mateo 1:18-249​ muestra parte del drama que vivió José de Nazaret al saber que María estaba embarazada. Iba a repudiarla, en secreto porque era justo, porque no quería que fuera apedreada según lo dispuesto en la Torá (Deuteronomio 22:20-2110​).


Federico_Barocci cabeza de San_José 1580
Musée des Beaux-Arts,  Lille, France



ATRIBUTOS
Durante toda la Edad Media predominó la representación de San José como un hombre anciano. Este solía aparecer más bien calvo o con el cabello encanecido, siendo prácticamente inexcusable la presencia de barba en su rostro como signo de madurez

San José por Roger Van der Weyden

Tan solo la pintura gótica del norte de Europa se desmarcó de esta tendencia confiriéndole un rostro ausente de vello o muy rasurado.

Pero fueron Van der Weyden y Memling quienes introdujeron esta novedad en la fisonomía del santo

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es xvii-san_jose-desamparados.jpg
San José de la Hermandad de los Desamparados (San Fernando, España)

En la imagen se observa la vara florida, uno de los símbolos de José de Nazaret a partir del siglo V.
De sus atributos, el mejor ejemplo es la vara o báculo de San José, cuya presencia ha estado ligada a su iconografía de manera constante. Durante la época medieval se tuvo como síntoma de su vejez , pero al mismo tiempo se explicaba por una base apócrifa según la cual constituyó el medio por el que Dios lo escoge para ser esposo de la Virgen, debido a su pureza, representada por las azucenas. Aunque otros afirman que de la vara brotaron otras flores.


Desposorios de Fernando Gallego, iglesia de Santa María la Mayor de Trujillo, c. 1485

Otras veces, la vara no toma una apariencia de flores, sino de simplemente hojas

Icono del Monasterio Bonner,
Rin-Westfalia del norte, Alemania

Hay ocasiones en que lleva una faltriquera o un hatillo, que pueden contener las herramientas propias del oficio de carpintero, que puede llevar en la mano, como se aprecia en la imagen.


REPRESENTACIONES:

La imagen de San José constituye un ejemplo paradigmático de evolución iconográfica, pues pasará de ser prácticamente ignorado durante los primeros siglos cristianos a proclamarse en 1870 Patrono de la Iglesia Universal. En todo este proceso, los siglos de la Edad Media fueron fundamentales. Así, en un primer momento, se obviará su figura, se disimulará a partir de los segundos planos o bien se lo representará como un anciano, siempre con el objetivo de salvaguardar la pureza de María.

PRETENDIENTES DE LA VIRGEN, ELECCIÓN DE JOSÉ Y DESPOSORIOS:

Desposorios de la Virgen y San José, Pedro Berruguete Santa María de Becerril de Campos
foto: Ramón Escobar Hervás

Uno de los mejores exponentes del primer tema son las dos tablas que realiza Pedro Berruguete para las parroquias palentinas de Becerril de Campos y Paredes de Nava

SUEÑO DE SAN JOSÉ (Mt. 1, 20-25):

Sueño de San José de Daniele_Crespi_(Kunsthstorisches_Museum_Wien)

Iconografía muy frecuente, San José recibió la visita del ángel en sueños hasta en cuatro ocasiones, por lo que resulta complicado dilucidar a cuál de todos se hace referencia, debiéndonos fijar en la edad del Niño o el asunto que se desarrolla al fondo (la Virgen anunciada, la matanza de los inocentes…).

capitel del claustro de San Juan de la Peña, siglo XII.

En general, San José se representa dormido, ligeramente recostado o tumbado, como aparece en el archiconocido, por todos vosotros, capitel

HUIDA A EGIPTO (Mt. 2, 13-18):

San José, Huida a Egipto Capitel de Santa María la Real de Aguilar de Campoo

Se trata de un tema muy recurrente durante la Edad Media que casi nunca falta en la escultura monumental románica.

Natividad detalle de San José por Campin Robert

NATIVIDAD Y ADORACIÓN DE LOS PASTORES (Lc. 2, 6-20):
Sin duda es en la escena del pesebre donde mejor se percibe la evolución iconográfica de San José.

Portada de Santo Domingo de Soria

Después de ser prácticamente ignorado en el arte paleocristiano, durante el Románico San José permanece aislado, en ademán pensativo y con la mano apoyada en la mejilla mientras María, a su lado, permanece tumbada recuperándose del puerperio

CIRCUNCISIÓN Y PRESENTACIÓN DEL NIÑO (Lc. 2, 21-38):

La ley de Moisés prescribía que la mujer, después del parto, fuera considerada impura y permaneciera 40 días segregada si había dado a luz un niño y 80 días si era una niña. Después tenía que presentarse al templo para purificarse legalmente y hacer un ofrecimiento, que para los pobres se limitaba a dos tórtolas o dos pichones También se procedía a la circuncisión del Niño. Aunque se trata de dos ceremonias distintas, a veces aparecen confundidas o fusionadas. La presencia de San José suele ser más bien pasiva, limitándose a llevar una vela o las tórtolas para el sacrificio

LA ADORACIÓN DE LOS MAGOS (Mt. 2, 1-12):

Adoración de los Magos, del Domenico Theotocopuli el Greco

Paradójicamente, los evangelios canónicos no incorporan a San José en esta escena, mientras que los apócrifos sí lo harán.
Dicha fluctuación se hará notar también en la iconografía, incluso en obras de un mismo autor. Es el caso de Pedro Berruguete, quien unas veces opta por incluirlo (tabla de la Colección Várez Fisa, siglo XV) y otras no (tabla de la Iglesia de Santa María de Becerril de Campos, siglo XV)

Jesús entre los Doctores, de Alberto Durero

JESÚS ANTE LOS DOCTORES (Lc. 2, 40-52):
También aquí la presencia de José es más bien discreta, situándose normalmente en un ángulo junto a su esposa (en esta imagen, no aparece)

EL TIPO EXENTO:

San José 1675 de Antonio Lopez- Iglesia de las Angustias de Valladolid

No se trata de su tipo iconográfico más habitual, pero sí el más antiguo.

Uno de los primeros testimonios lo encontramos en un capitel del claustro románico de Sant Benet de Bages (siglo XI).

SAN JOSÉ CON EL NIÑO:


La forma más frecuente con que se representa al santo puede a su vez dividirse en otros dos tipos:

San José y el Niño Jesús Gregorio Fernandez 1526-1636

Con el Niño junto a él (itinerante) donde padre e Hijo se representan en actitud caminante aparece ya en alguna estampa alemana del siglo XV,

Pero en España no se conservan ejemplos anteriores a la imagen que El Greco realiza para la capilla del santo en Toledo.

San José con el Niño en brazos, Bartolomé Esteban Murillo (1617–1682) Glasgow Museums Resource Centre

Con el Niño en brazos (de pie o sentado) Hay que tener en cuenta que el auge de esta tipología no tiene lugar hasta bien entrado el siglo XVI, siendo raros los ejemplos de obras anteriores.

San José con el Niño, Escuela Veneciana San Marco Venecia

EL TALLER DE JOSÉ:


Taller de San José (Miguel de Samaniego) – Siglo XVIII.

Los textos griegos de los evangelios utilizan la voz “tekton” para referirse al oficio de José, un término impreciso que llegó a suscitar confusiones entre la idea de un San José carpintero o un San José herrero. Sin embargo, la tradición siempre prefirió –y divulgó– el tipo iconográfico del “carpentarius” asignándole como atributos herramientas propias de su oficio

La muerte de San José Atribuible a Cristóbal de Villalpando (siglo XVIII). Museo san Jose de Orosi, Costa Rica

PATROCINIOS DE SAN JOSÉ

San José y el Niño de Salzillo


Custodio de Jesús: Uno de los primeros títulos que utilizaron para honrarlo fue “nutritor Domini”, que significa “guardián del Señor”.
Cada 19 de marzo se festeja a San José, esposo de la Virgen María y Patrono de la Iglesia Universal, el 1 de mayo la Iglesia celebra la fiesta de San José Obrero, patrono de los trabajadores, fecha que coincide con el Día Mundial del Trabajo.

Virgen del Carmen, santa Teresa y san José
San José , la Virgen con el Niño y Santa Teresa . Museo del Carmen, México

San José en el Carmelo entra desde los orígenes de la Orden. la devoción a San José, a nivel personal y local, se vivía desde la venida de los carmelitas a Europa, si bien la fiesta del Santo Patriarca, a nivel de Orden, no aparece sino en la segunda mitad del siglo XV, con la particularidad de que los carmelitas fueron los primeros que en la Iglesia latina compusieron un oficio enteramente propio en honor de San José, que aparece en el breviario impreso en Bruselas en 1580 y es seguramente el que leía la Santa Madre Teresa en la fiesta de San José.

Icono-devocionario de San José
San José como Patrono del clero

La figura de José fue contemplada y admirada por diversos Padres y Doctores de la Iglesia y es hoy objeto de estudio de una rama particular de la teología: la Josefología.

En la siguiente lista se presentan algunos datos que quizá no conozcais sobre San José:

1.- No existen palabras suyas en las Sagradas Escrituras
2.- Es muy poco mencionado en el Nuevo Testamento
3.- Su salida de la historia de los Evangelios no es explicada en la Biblia:
4.- ¿Era viudo y anciano?:
La Escritura no nos dice la edad de San José cuando se casó con María . Sin embargo, por mucho tiempo se le representó como un hombre de edad avanzada, aparentemente basándose en un texto del llamado protoevangelio de Santiago, un evangelio apócrifo del que se desprende que San José habría estado casado anteriormente, tuvo hijos de ese matrimonio y quedó viudo.

REPRESENTACIONES EN EL ARTE:

La Sagrada Familia en las Catacumbas de San Gennaro (Nápoles)


La iconografía de San José tiene cabida ya en las primeras manifestaciones del arte paleocristiano, tales como sarcófagos, mosaicos y pinturas de las catacumbas, aunque siempre dentro de episodios relativos a la vida de Cristo o la Virgen.
En el ámbito bizantino, su presencia resulta más habitual debido tal vez a que los apócrifos tuvieron un mayor peso específico como fuente iconográfica. Un caso notable será el de los coptos, en Egipto, quienes rendirán al esposo de la Virgen un culto muy temprano.

Durante el románico, su iconografía tiene al relieve escultórico en piedra como soporte predominante durante toda la Edad Media. Así pues, encontraremos la imagen de San José en la escultura monumental románica que se desarrolla a lo largo de toda una serie de capiteles, portadas, sepulcros y pilas bautismales.

sarcófago de San Ramón en Roda de Isabena
photobucket
Frontal de San Miguel de Aralar, santuario de San Miguel de Aralar, Navarra
(España), cobre dorado y esmalte, siglo XII.

Hay dos figuras, que ya apenas se cuestionan, que son la Virgen y San José. La discrepancia tiene que ver con la lectura que se hace de la escena que protagonizan: una Anunciación, según la gran mayoría de los investigadores, o los Esponsales de la Virgen.

Epifanía San Martín de Frómista
  • Epifanía. Capitel de la iglesia de San Martín de Frómista, Palencia (España), relieve en piedra, siglos XI-XII.

Ya en el gótico tenemos:

El sueño de San José, Klosterneuburger Evangelienwerk S.XIV
Procede de la cripta de la colegiata de Sant Pere de Àger (Noguera).gotico

El Renacimiento será testigo del auge del culto a San José materializado en la
aparición de pinturas, esculturas y hasta retablos enteros íntegramente dedicados a él

Sagrada Familia con un cordero de Rafael Sanzio
Sagrada Familia con San Juan Bautista de Bernardino Luini (wahooArt.com)
Guido Reni, dibujo de San José y el Niño
San Jose y el Niño. Ribera Museo del Prado, Madrid

José Ribera
El culto a San José fue especialmente favorecido por el Concilio de Trento, extendiéndose su devoción, especialmente en España, y protagonizando numerosas pinturas.
La técnica empleada en el cuadro, con destacados claroscuros que sólo iluminan los detalles más importantes de la composición, denota la influencia del pintor italiano Caravaggio.

La Sagrada Familia del pajarito, de Murillo

Se trata de una de las obras más importantes de toda la producción de su autor. Muestra a san José, a la Virgen María y al niño Jesús en una escena familiar. Adquirido en 1744 por Isabel de Farnesio e incorporado a las colecciones reales, en la actualidad se expone en el Museo del Prado de Madrid.


San José con el Niño Bartolomé Esteban Murillo
Glasgow Museums Resource Centre
San José carpintero, de Georges de La Tour. Óleo sobre lienzo pintado en la década de 1640. Museo del Louvre, París



También esta muy bien representado en el arte colonial:

La escuela cuzqueña es una célebre escuela de pintura surgida en la ciudad virreinal del Cuzco. Fue quizás la más importante de la América colonial española :

Lienzo cuzqueño que representa a San José con el Niño Jesús. Perú es uno de los países de los cuales José de Nazaret fue proclamado santo patrón.

Por último, una muestra de un San José de un Belén. En este campo, destacaron sobre todo los Napolitanos y los de Salzillo.

FUENTES:

https://es.wikipedia.org/wiki/Jos%C3%A9_de_Nazaret


https://www.ucm.es/data/cont/docs/621-2013-12-14-07.%20San%20Jos%C3%A9.pdf


https://digilander.libero.it/monast/giuseppe/spa/vita.htm

http://www.claustro.com/nuetestamento/epifania/webpages/Palencia/EpifaniaFicha_Fromista.htm

BIBLIOGRAFÍA:

JACOBO DE LA VORÁGINE “La leyenda aurea” Alianza Forma.


EGIDO LÓPEZ, Teófanes (1971): “San José en la escultura románica española”


GARCÍA GUINEA, Miguel Ángel (1948): “San José en la vida y la iconografía
medieval”, Estudios Josefinos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s