Los panteones y sepulcros reales de España

“Vista del Monasterio de El Escorial” Michel Ange Houasse 1722 Museo del Prado

Desde que Felipe II decidió centralizar las sepulturas de todos los monarcas hispanos, en el Monasterio de El Escorial, casi todos sus descendientes han sido enterrados en su Cripta Real … ¿Pero dónde están enterrados sus antecesores?

Antes de el Escorial, muchos monasterios españoles fueron erigidos desde el principio con el propósito de albergar los enterramientos de familias reales o caballeros de la nobleza. Con este fin, los promotores hicieron grandes donaciones de tierras, dinero y hombres , siempre teniendo en cuenta que durante la Edad Media y el Renacimiento se considera vital importancia que los monjes mantuvieran en sus oraciones la memoria de los difuntos enterrados cerca de ellos ( en las iglesias, claustros, panteones); Y No Solo se consideraba ESTO Importante para la Salvación de las Almas Como Sino “vanitas”perpetua y recordatorio a las generaciones futuras

.

Pero lo cierto es que los destinos de todas las dinastías reales hispanas, son muy variados y no siempre se encuentran en grandes monasterios … Vamos a tratar de poner un poco de orden y rompecabezas de los lugares de la península , localizando y describiendo las Sepulturas y panteones de sus reyes.

Este sencillo video, puede introducirnos, muy esquemáticamente, en la historia de nuestro país y la deriva de sus reinos.

REYES Y REINOS DE LA PENÍNSULA IBÉRICA

Los Reinos germánicos:

Reyes visigodos:  Entraron en la península  al mando de Teodorico I con el encargo de someter a otros pueblos germánicos como los suevos que arrincinaron en Galleacia, acabaron con los alanos y obligaron a los vándalos a trasladarse a África y en el año 507, pasaron a establecerse en Hispania ocupando el vacío de poder que había dejado la caída del Imperio Romano de Occidente

Reyes suevos:, otros pueblos germánicos orientales que en 409, junto con vándalos y alanos penetraron en Hispania,asolando su norte, hasta que pactaron con en el emperador Honorio. se hicieron ciudadanos romanos y establecieron su centro político en Bracara Augusta (actual Braga,

Evolución de las monarquías de Al-Andalus:

Emires de Córdoba: entre 756 y 929 y estuvo regido por los omeyas, independientes de Damasco.

Califas de Córdoba: El Califato puso fin al emirato independiente, fué instaurado por Abderramán III  y perduró oficialmente hasta el año 1031

Reinos de taifas: pequeños reinos  en que se dividió el califato de Córdoba después del derrocamiento del califa Hisham III (de la dinastía omeya) y la abolición del califato en 1031.

Sultanes de Granada: última dinastía musulmana que dominó el Reino de Granada desde 1238 hasta el 2 de enero de 1492, conquistada por los RRCC

Reinos cristianos medievales:

– Núcleos occidentales:

 

Reino de Asturias: se inicia en el año 718, fecha probable de la elección de Don Pelayo como princeps o líder de los rebeldes, hasta el año 925 cuando Fruela II de Asturias sucede a su hermano Ordoño II y une sus territorios al Reino de León.

Reyes de León: Fundado en el año 910 cuando los príncipes cristianos del reino de Asturias, en la costa norte de la península, trasladaron su capital desde Oviedo a la ciudad de León.

Reyes de Galicia: Fué una monarquía privativa durante un breve tiempo, siendo dependiente del reino de León .  Su origen esta en el testamento de Alfonso III el Magno entre sus tres hijos, correspondiéndole a Ordoño el Reino de Galicia.

Condes de Castilla y su entroque con el reino de León

Estos esquemas son mas complicados, pero lo cierto es que en aquella época, toda la deriva de estas tierras, lo era.

Condes y reyes de Castilla:

Comienza con la última y definitiva unión de los reinos de León y de Castilla en 1230, con Fernando III «el Santo»

– Núcleos orientales:

Condes y reyes de Pamplona-Nájera y reyes de Navarra:

El de Navarra, fue el sucesor del Reino de Pamplona, fundado en torno a la capital navarra en 824. Incorporada a Castilla en 1515, tras muchos avatares, mantiene sus Fueros.

Condes y reyes de Aragón: El reino, nace en 1035, por la unión de los condados de Aragón, Sobrarbe y Ribagorza en la figura de Ramiro I.

 

Condes de Barcelona: Su territorio fué  regido por los condes de Barcelona entre el siglo IX y el siglo XII.

Condes de Urgel: Mantuvo una dinastía propia desde comienzos del 815 hasta 1413, pasando a la Corona de Aragón. En un panteón condal del Monasterio de Bellpuig de las Avellanas se enterraron algunos de sus antiguos condes.

Reyes de Mallorca:  Creado por Jaime I el Conquistador  1231-1279

Reyes de Valencia: Creado dentro de la Corona de Aragón por Jaime I el Conquistador, rey de Aragón y conde de Barcelona, que abarcó desde la reconquista de la taifa de Valencia en 1238 hasta 1707, año de la promulgación de los Decretos de Nueva Planta, por Felipe V.

Monarquías de la Edad Moderna:

Dinastia de los Avis. (la mas importante)

Reino de Portugal: 

Se inició en 1139, cuando el conde Alfonso I de Portugal, se autoproclamó rey . En 1580, Felipe II, reclama la corona, por herencia, al ser hijo de Isabel de Portugal, esposa de Carlos V. Se reconoció su  independencia de España, en el Tratado de Lisboa de 1668 . En la actualidad es una república.

Por no prolongar mas esta recopilación, a pesar de pertenecer a la Corona española algún tiempo, solo mencionar tres importantes monasterios, donde se enterraron estos reyes: Belem, Alcobaça y Batalha

Reyes de España: Con dos dinastías, Austrias y Borbónes, sobradamente conocidas, por lo que no me extiendo mas en sus detalles  . Mas adelante describiré sus lugares de enterramiento.

REYES VISIGODOS

Los visigodos no organizaron ningún panteón que agrupara los cuerpos de los reyes sino que, por lo que podemos suponer, compartieron hábitos funerarios con la alta nobleza goda, a su vez heredados de la ruralizada aristocracia hispanorromana del Bajo Imperio, que disponía muy frecuentemente las tumbas familiares en las propiedades señoriales junto con la residencia y el “oratori”

Sobre los reyes visigodos, sólo se tienen sospechas de que alguno de ellos pudo ser enterrado en la Iglesia dedicada a Santa Leocadia de Toledo. Los reyes, reyezuelos y régulos de anteriores dinastías reposan en sepulturas sembradas a lo largo de infinidad de monasterios, iglesias y conventos.

Pampliega, monumento conmemorativo  de Wamba

En 1272, creía la tradición que el cuerpo del rey visigodo Wamba se encontraba en la iglesia de Pampliega (Burgos). Allí efectivamente lo encontró Alfonso X el sabio, o bien otro despojo cualquiera que se tuvo por el del monarca, y lo desenterró para trasladarlo a Santa Leocadia de Toledo.

San Román de Hornija, en Valladolid

Fundado por Chindasvinto para su propio enterramiento y el de su esposa Reciberga

La actual iglesia es una construcción barroca de una sola nave, en donde destaca su torre-pórtico

 Se asienta sobre un antiguo monasterio fundado por Chindasvinto, reedificado en el siglo X en estilo mozárabe, Destacan las 5 columnas de mármol con sus capiteles, dos toscanos y tres corintios, que sustentan el porche de una construcción aneja a la iglesia, que fue casa prioral

Detalle de uno de los capiteles

Chindasvinto sucedió a Tulga, a quien consiguió usurpar el trono mediante una conjura.

Posteriormente se hizo elegir por los nobles y ungir por los obispos el 30 de abril del 642. En su reinado el Estado fue saneado, se eliminaron corrupciones, se sofocaron revueltas y se impulsaron nuevas leyes. Es el padre de quien luego fue su sucesor, Recesvinto.

A comienzos del años 1989 se llevó a cabo una excavación arqueológica en la pequeña capilla en la que se custodiaba la supuesta tumba de los reyes visigodos Chindasvinto y Reciberga

Se llevó a cabo la restauración y acondicionamiento de la capilla para convertirla en sala de exposición permanente de restos arquitectónicos “mozárabes” y el sepulcro del rey visigodo.

El sarcófago del rey Chindasvinto y Reciberga se localizaba adosado a la pared oeste de la capilla, bajo el epitafio marmóreo realizado en el siglo XIX.

Sobre el sarcófago, que es un elemento claramente excepcional, un auténtico monumentum descrito por el cronista Pelayo, obispo de Oviedo en su “Corpus pelagianum”, como majestuoso, rematado con “cuernos” en sus cuatro esquinas”,

En la imagen, tapa de sarcófago de la necrópolis de Alyscamps en Arles. Tal vez el tipo descrito para el  de Chindasvinto por Pelayo.

LAS RAWDAS DE AL-ANDALUS

De las ‘rawdas’ o cementerios reales de los diferentes reinos musulmanes tampoco se sabe mucho:

Palacio Arzobispal de Córdoba

 Los emires y califas parece ser que estaban enterrados en el lugar que actualmente ocupa el palacio arzobispal de Córdoba.

Plano de la Alhambra: donde se puede ver la rawda a la derecha del Palacio de Carlos V

Solo se conoce que la Alhambra de Granada,  cumplió en su tiempo la misión de panteón real de la dinastía nazarita, que gobernó Al-Andalus durante casi tanto tiempo como los actuales Borbones, entre 1237 y 1492.

La rawda de la Alhambra de Granada

Era  un cementerio regio, un espacio funerario  muy próximo a la mezquita donde se encontraron lápidas de varios antepasados de Boabdil, sultanes y príncipes.  

Escudo de los reyes nazaríes de Granada

Los Nasr, o nazaríes, aquella importante familia hispano-árabe de la edad media, aportó 22 monarcas al Reino de Granada durante dos siglos y medio largos.

Hasta la toma de Granada por los Reyes Católicos, la mayoría de sus restos reposaron en la Rawda real de la Alhambra, su cementerio regio.

Rwada de la Alhambra

En 1574 se hallaron aquí varias lápidas verticales de mármol blanco de Macael de las tumbas reales, y otras lápidas horizontales, también de mármol, que por suerte se guardaron, y ahora están expuestas en el Museo de la Alhambra, localizado en el interior del Palacio de Carlos V.

Lápidas mortuorias halladas en 1574 al construir el Palacio de Carlos V. La de la derecha es del príncipe Yusuf. Las otras son de los sultanes Mohammed II y Yusuf III.

Castillo de Mondujar

 Boabdil el Chico, en su exilio a las Alpujarras en 1492, tras la conquista de Granada, vació este cementerio y se llevó los restos de sus antepasados. Boabdil se los llevó al cementerio musulmán de Mondújar, una zona de propiedad familiar por vía materna, precisamente a los pies del castillo que pocos años atrás eligió su propio padre, Muley Hacén, para retirarse una vez derrocado por su propio hijo

El cementerio musulmán o macáber de Mondújar se extendía desde la mezquita subiendo hacia un cerrillo que hay en dirección al castillo.

Antes de que finalizara el verano de 1493, Moraima la esposa de Boabdil, quedaba enterrada en el cementerio de Mondújar envuelta en un sudario de color blanco sin coser en cabeza ni pies. Suponemos que fue la última persona regia de los nazaritas, sepultada allí

Alli  cayeron en el olvido, hasta que hace 22 años sus tumbas desaparecieron por unas obras. Fue en las excavaciones que se llevaron a cabo en 2001 para construir la Autovía de Motril cuando se confirmó que sus tumbas fueron removidas en 1988 y los huesos esparcidos, probablemente, bajo el asfalto de la circunvalación de Mondújar

LOS REYES DE ASTURIAS

Sobre las sepulturas de los Reyes de los diferentes reinos cristianos, desde Pelayo, se sabe prácticamente todo. Sus tumbas están repartidas por todo nuestro territorio, algunas en lugares realmente espectaculares, tanto por su emplazamiento como por la arquitectura que los cobija

Tumba de Don Pelayo 

Fué el primer monarca del reino de Asturias, que rigió hasta su muerte

Lápida de la tumba del rey don Pelayo, detalle

El sabio monarca Alfonso X, buscó también nuevo acomodo para Pelayo, el iniciador de la Reconquista: Enterrado primero en la pequeña iglesia de Santa Eulalia de Abamia, hacia 1270 fue llevado a Covadonga

En la Santa Cueva, dentro del Santuario de Covadonga, además de la Virgen de Covadonga en su Capilla Sagrario, descansan los restos del Rey Don Pelayo, lugar en el cual según la tradición, se refugió él y sus hombres durante la batalla de Covadonga.

Iglesia de Santianes de Pravia, donde descansa el rey Silo

Los primeros monarcas asturianos procedieron  probablemente, de manera semejante.

Así ocurrio con el rey Silo de Asturias : «sepultus cum uxore sua, regina Adosinda, in predicto monasterio sancti Iohannis in Pravia fuit». es decir: reposaron en la iglesia de San Juan,  construida en el siglo VIII, por su voluntad, según indica la lápida fundacional del templo, en Santianes de Pravia  junto con  el rey Mauregato de Asturias

La piedra actual (copia) está situada sobre el dintel de la puerta de entrada de Santianes en el mismo lugar que la original; destruida por Fernando Salas en 1662

La situación se transformará radicalmente a partir de los reinados de Alfonso II y Alfonso III, en cuya época se definirán dos importantes elementos para la propaganda regia: la composición del panteón real y la concepción de la herencia visigoda como legitimadora de la monarquía

Panteón Real de la Catedral de  San Salvador de Oviedo

En época de Alfonso III, el recinto que cerraba a occidente la iglesia de Santa María de Oviedo era considerado panteón real.

Y aunque durante siglos los restos de los miembros de la realeza astur-leonesa estuvieron dispersos por distintos monasterios, la mayoría  terminan en seis nichos barrocos de la nueva capilla de Nuestra Señora del Rey Casto que se construye a principios del siglo XVIII y que está situada en el lado norte del crucero, y en él recibieron sepultura numerosos miembros de la realeza astur-leonesa, (8 reyes y sus familias), como indica la “Historia Silense”, este lugar era considerado el “regum ciminterio”

El hijo de Alfonso III, fue el último rey enterrado en la fundación de sus antepasados

La Dinastía Astur- leonesa:

Alfonso III el Magno, fué el último rey astur y García I, al trasladar la corte a León, el primer rey de León.

PANTEONES REALES EN CASTILLA Y LEÓN

Creo que puede considerarse a Ramiro II (m. 951) el renovador de la regia costumbre asturiana, a quien se le considera enterrado en el cementerio común de un monasterio leonés: esta iglesia, debió de ser la de Palat del Rey

Iglesia de San Salvador de Palat del Rey (antes monasterio)

El rey Ordoño III (m. 956) recibió sepultura en la iglesia de San Salvador de Palat del Rey de la ciudad de León. Esta iglesia formaba parte de un monasterio, hoy desaparecido, fundado durante el reinado de Ramiro II por la infanta Elvira Ramírez, hermana de Ordoño III, que deseaba ser religiosa.​ En el mismo templo recibieron sepultura los reyes Ramiro II y Sancho I, medio hermano y sucesor de Ordoño III de León.

Los restos mortales de los tres soberanos leoneses sepultados en la iglesia de San Salvador de Palat del Rey fueron trasladados posteriormente a la basílica de San Isidoro de León

La serie de monarcas fueron enterrados en el “cimiterium” de doña Elvira, hija de Ramiro II  (teniendo en cuenta la costumbre leonesa que hacía a las infantas custodias de los sepulcros y la memoria de los reyes) .

Ordoño IV fue el último rey leonés enterrado en el monasterio de San Salvador. No conociendose los lugares de inhumación de Ramiro III (m. 985) y Vermudo II (m. 999)

Panteón Real de San Isidoro de León

Plano del edificio Dentro del edificio hay un Panteón donde se enterraron a los reyes de León de aquella época.

Alfonso V (m. 1028) hizo del monasterio, probablemente dúplice, de San Juan Bautista y San Pelayo de León, más adelante consagrado a San Isidoro, el lugar de sepultura de su padre, Alfonso IV , al que trasladó desde el Bierzo, y el suyo propio

San Isidoro de León

Esta joya del románico alberga desde el reinado de Fernando I en el S.XI los restos de los reyes de León y sus familiares, desde Alfonso IV que reinó durante el S.X, hasta García, rey de Galicia que murió en 1090.

El Panteón Real

La reina Sancha convenció a su esposo, el rey Fernando, cuando éste llegó de Castilla para tomar posesión del Reino de León, para que eligiese esta ciudad para su enterramiento. Con este fin, el rey mandó ennoblecer la Iglesia de San Juan Bautista y un contiguo pórtico adosado al templo por la parte de la muralla.

Para ello, Fernando se empeñó en buscar y consiguir el traslado de los restos de Isidoro de Sevilla a León y tras su coronación asegurar su legitimidad  como continuador de la dinastía leonesa y, a través de ella, de los linajes asturiano y visigodo.

Detalle de los sepulcros

Así nació pues, el Panteón Real de San Isidoro de León, donde reposan hasta veintitrés cuerpos reales, entre ellos el del propio fundador Fernando y el de su padre, Sancho el Mayor de Navarra.

Durante la Guerra de la Independencia, las tropas napoleónicas, convirtieron el templo en pajar y utilizaron los sepulcros de piedra de los reyes como abrevaderos para sus caballos. Extrajeron para ello, los restos reales de los sepulcros, por lo que resultó imposible el reconocimiento de los restos de los distintos reyes

 

La Crónica del obispo Pelayo relata como, ante la amenaza de Almanzor, el rey Vermudo II decidió poner a salvo las reliquias de san Pelayo y los cuerpos de los reyes hasta ese momento enterrados en León y Astorga. Las primeras quedaron depositadas en la iglesia de San Juan Bautista de Oviedo, que nunca abandonaron, ya que lo consideraban también “regum ciminterio”.y  los dos eran, por tanto, perfectamente compatibles.

Existía pues otro cementerio real a los ojos de los cronistas: el de los reyes de Oviedo. Y así, Ramiro I «in ciminterio regum Oueti tumulatur».

Edificios prerrománicos situados al sur de la Catedral de Oviedo

El panteón de Oviedo:

El rey Alfonso II el Casto, al trasladar la capital del Reino de Asturias a Oviedo, mandó edificar un conjunto catedralicio  prerrománico del siglo IX, alguno de cuyos edificios han sobrevivido y de los que tenemos algunas referencias documentales:

El monasterio de San Vicente, el posterior de San Juan Bautista (anteriormente mencionado, donde estaba el panteón) y San Pelayo y, como núcleo principal, las basílicas de San Salvador (actual catedral, reformada en estilo gótico )y la de Santa María

Sepulcro de Ordoño II, Catedral de León

Pero hay una excepción entre los reyes leoneses:  Ordoño II, que vivió hasta el 924. no esta en San Isidoro ni en Oviedo, está enterrado en la Catedral de León

Foto: Francisco Javier Guerra

Monasterio de San Salvador de Oña (Burgos)

El monasterio de San Salvador de Oña, situado en la villa de Oña. Fue fundado en el año 1011 por el conde de Castilla Sancho García, nieto del Conde Fernán González, para su hija Tigridia, como monasterio dúplice

Panteón de los Condes de Castilla

Fué convertido en panteón condal y regio en la segunda mitad del siglo XII.

Alfonso VII, el Emperador, se afanó por adecentar, probablemente sin éxito, los enterramientos del antiguo panteón condal de Oña pero, cuando dispuso su sepultura, fué Toledo la elegida para su enterramiento

Los panteones, reales y condales, que flanquean la Capilla Mayor están realizados con un acusado estilo gótico-mudéjar en madera de nogal y boj, empleado sobre todo para la taracea de algunos de los ataúdes

Alli se encuentran las tumbas de los condes Sancho García y su esposa Urraca, y también el conde García Sánchez así como los reyes Sancho el Mayor de Navarra , su esposa Doña Mayor y Sancho II de Castilla.

Sepulcro de Sancho II

Se diferencia entre panteones condales y reales, ya que, hasta el año 1065, no existía Castilla como reino, sino como un condado más o menos independiente del Reino de León.

En 1230, bajo Fernando III, se produce la unificación definitiva de los reinos de Castilla y León

OTROS PANTEÓNES

Al ir avanzando la Reconquista, las cortes reales se fueron desplazando hacia el sur y sus enterramientos también y, así, encontramos en la Catedral de Toledo dos capillas con enterramientos regios:

Catedral de Toledo

En este espléndido edificio están enterrados en magníficos sepulcros seis monarcas de Castilla. Tres en la Capilla Vieja, incluido Alfonso VII El Emperador, y los tres primeros Trastámara en la Capilla de los Reyes Nuevos: Enrique II, Juan I y Enrique III.

Plano de la cabecera de la Catedral de Toledo.

La Capilla de los Reyes Viejos está marcada con el número 3. El número 1 es el Altar Mayor. El número 2 es la Capilla de los Reyes Nuevos.

Capilla Vieja (nº 3)

Monarcas sepultados en la capilla:

Catedral de Toledo

Alfonso VII el emperador

Sancho III el deseado, y su esposa  ( 1134 – 1158).

Catedral de Toledo

Sancho IV el bravo, ( 1258 – 1295).

Catedral de Toledo

En esta capilla de los Reyes Nuevos están enterrados los siguientes reyes:

Catedral de Toledo

Enrique II de Castilla (1333-1379), hijo de Alfonso XI el Justiciero.

Juana Manuel (1339-1381), esposa de Enrique II e hija de Don Juan Manuel.

Catedral de Toledo

Juan I de Castilla (1358-1390), hijo de Enrique II de Castilla.

Leonor de Aragón (1358-1382), esposa de Juan I de Castilla e hija de Pedro IV de Aragón.

Catedral de Toledo

Enrique III de Castilla (1379-1406), hijo de Juan I de Castilla.

Catedral de Toledo

Catalina de Lancáster (1373-1418), esposa de Enrique III de Castilla

Genealogía de Los Trastámara

Monasterio de las Huelgas Reales de Valladolid

Sepulcro de Doña María de Molina (c. 1264-Valladolid, 1 de julio de 1321)

En el monasterio, se albergan los restos mortales de la reina María de Molina, que fue la esposa del rey Sancho IV de Castilla y la madre del rey Fernando IV.

Monasterio de Las Huelgas Reales de Burgos

El Monasterio cisterciense, el mas importante de Castilla, fundado por Alfonso VIII y su esposa es  lugar elegido también por los monarcas castellanos.

En este carismático edificio, se guarda en espléndidos sepulcros los restos de los reyes Enrique I y Alfonso VIII además de otros muchos miembros de la realeza castellana de los siglos XII, XIII y XIV.

Monasterio de Las Huelgas

Sepulcro de Alfonso VIII rey de Castilla y de Leonor de Plantagenet fundadores del Monasterio de las Huelgas de Burgos

Alfonso VIII de Castilla, llamado «el de Las Navas» o «el Noble», fue rey de Castilla entre 1158 y 1214. Hijo de Sancho III y Blanca Garcés de Pamplona, derrotó a los almohades en la batalla de Las Navas de Tolosa, librada en 1212, y fue sucedido en el trono por su hijo Enrique.

Monasterio de Las Huelgas

En el museo del monasterio se expone el “Pendón de las Navas” tejido de procedencia andalusí, en principio creido que lo trajo Alfonso VIII , desde las Navas, pero que estudios han confirmado, que fué Fernando III , el que lo llevó a las Huelgas, tras la toma de Jaén, Córdoba y Sevilla,

Monasterio de Las Huelgas   Panteón de Reyes

El sepulcro se halla compuesto por dos arcas rectangulares,  que se hallan cubiertas con sendas tapas a dos vertientes, apoyándose ambos sepulcros sobre dos pedestales pétreos rematados en prótomos con forma de felinos fantásticos

  Monasterio de Las Huelgas  Tumba de Berenguela

También están en este monasterio otros personajes reales de relevancia, como la reina Berenguela,  o Leonor de Castilla, que fue reina de Aragón.

Monasterio de Las Huelgas  

Tumba de Fernando de la Cerda, hijo bastardo de Alfonso X el Sabio

Cartuja de Miraflores en Burgos

Muy cerca de las Huelgas, es visita imprescindible la Cartuja de Miraflores

En ella, siglos mas tarde,  Isabel la Católica mandó construir un espectacular sepulcro a su a su hermano Alfonso, muerto prematuramente, que realizó Gil de Siloé en 1489

y a su padre Juan II de Castilla y  su segunda mujer, que se realizaron como un símbolo de afirmación monárquica de la reina.

Sepulcro de Juan II e Isabel de Portugal en la Cartuja de Miraflores Burgos

Ambos fueron los padres de la reina Isabel la Católica. Realizados ambos en alabastro de Cogolludo por Gil de Siloé entre 1489 y 1493.

Los fabulosos sepulcros de sus padres en la Cartuja de Miraflores de Burgos, experimentaron un cambio sobre todo por el modelo de la cama sepulcral, constituida por un tronco de pirámide de paredes cóncavas, que siguió repitiendo en otras sepulturas reales y nobles.

Capilla del Condestable Catedral de Burgos

No es un panteón real, pero si, un magnífico exponente de la escultura funeraria, que predominó por aquella época.

Por ejemplo en la Catedral de Burgos:

Estatuas sepulcrales, totalmente idealizadas, de don Pedro Fernández III de Velasco y doña Mencía de Mendoza y Figueroa.realizadas para la Capilla del Condestable en la Catedral de Burgos por Felipe Bigarny

A partir de este momento se escenificó una auténtica pugna entre la nobleza para construirse los más ostentosos recintos funerarios, como la Capilla del Condestable.

Catedral de Sevilla

Pero volvamos atrás, al S XIII cuando Fernando III (m. 1252) se hizo enterrar en la iglesia mayor de Sevilla, la ciudad que él mismo había reconquistado y en la que pasó los últimos años de su vida.

La organización de su sorprendente enterramiento, sin embargo, recayó en su hijo Alfonso X

El Rey Sabio dispuso la tumba de sus padres en la Capilla Real, recinto incluido en la aljama hispalense convertida en templo cristiano

La Capilla Real alberga los sepulcros de tres de los reyes más carismáticos de nuestra historia: Fernando III El Santo, su hijo Alfonso X El Sabio y Pedro I El Cruel, además del de sus consortes y algunos familiares.

Esta capilla esta dedicada a la Virgen de los Reyes de estilo gótico y nombrada Patrona de Sevilla. Hay un par de leyendas de la relación con Fernando III: se habla del regalo de la imagen por el rey San Luís de Francia, su primo y otra menciona el hecho que la imagen, se encontrara antes de la conquista de Sevilla y desde entonces el rey santo, la llevara en las batallas.

Urna con la momia del rey San Fernando

En ella reposa su cuerpo incorrupto, que hoy se venera y esta situado en la capilla de la Virgen de los Reyes de la Catedral de Sevilla, donde se expone al público el 30 de Mayo

Urna de San Fernando cerrada habitualmente

Sepulcro y estatua orante de Alfonso X el Sabio

Los mausoleos que Alfonso el Sabio mandó labrar para su padre San Fernando y su madre doña Beatriz, en la catedral de Sevilla, debían de tener una disposición parecida a los mausoleos reales de Santes Creus, sólo que eran obras de orfebrería en lugar de ser de mármol; las estatuas retratos de los difuntos parece que estaban sentadas; los sarcófagos, cobijados por un templete o dosel, estaban cubiertos de planchas de plata repujadas con escudos. Estos mausoleos reales de la catedral de Sevilla se destruyeron en tiempo de Pedro el Cruel

El rey Don Pedro I el Cruel,  estatua orante procedente del Convento de Santo Domingo de Madrid, conservada en el MAN

En cuanto a este último, tiene una historia funeraria realmente macabra:

Una crónica manuscrita conservada en la Biblioteca Nacional de París afirma que Enrique II, tras matar a su hermano Pedro en Montiel, con la ayuda de Duguesclín, tras pronunciar la célebre frase:«ni quito ni pongo rey, pero ayudo a mi señor»,  hizo pasear la cabeza de Pedro I clavada en el extremo de una lanza por diversas ciudades y castillos que aún defendían la causa del rey Pedro I.

Castillo de la Estrella o de Montiel

El historiador Jerónimo Zurita afirma en sus “Anales de Aragón” que después de haber cortado la cabeza del rey «echáronla en la calle, y el cuerpo pusiéronlo entre dos tablas sobre las almenas del castillo de Montiel».

Iglesia de Santiago de la Puebla de Alcocer

Los restos del rey Pedro, permanecieron varios años en el castillo de Montiel hasta que fueron trasladados, en fecha que se ignora, a la iglesia de Santiago de Puebla de Alcocer.

En dicho templo permanecieron los restos del rey Pedro I hasta que, en 1446, el rey Juan II de Castilla dispuso que se trasladaran al convento de Santo Domingo el Real de Madrid, donde fueron colocados en un sepulcro delante del altar mayor.(con la estatua orante, que antes vimos)

Cripta de la Capilla Real de Sevilla

Cuando el convento de Santo Domingo el Real de Madrid fue demolido, en 1869, los restos mortales de Pedro I fueron llevados al Museo Arqueológico Nacional, hasta que en 1877 fueron trasladados a la cripta de la Capilla Real de la Catedral de Sevilla, donde permanecen en la actualidad junto a los de su hijo, Juan de Castilla (1355-1405).

Hornacina del rey Pedro el Cruel, colocada en la plazuela del mismo nombre de Sevilla, junto a la calle del Candilejo, donde también se forjó otra conocida leyenda, muy popular en Sevilla

(Por cierto, en una calle aledaña, nací…)

Iglesia de San Hipólito de Córdoba

Por otra parte, en esta Iglesia se guardan los restos de sus sucesores, Fernando IV y Alfonso XI.

Los restos mortales de ambos monarcas se hallan depositados en el interior de dos urnas de mármol rojo procedentes del desaparecido monasterio de San Jerónimo de la ciudad de Córdoba

Antes, en 1371 fueron terminadas las obras de la Capilla Real de la Catedral de Córdoba a donde se los llevaron y, muchos años mas tarde en 1736, con todos los honores, los restos mortales de Fernando IV y de Alfonso XI fueron trasladados a la iglesia de San Hipólito de Córdoba, en la que reposan desde entonces.

(Como habréis comprobado, los traslados reales a lo largo de los siglos, fueron habituales…)

Capilla Real de Granada

Capilla Real, fachada y accesos

Y volvemos a los Reyes Católicos: Esta Capilla fué mandada construir por los mismo Reyes, y representa uno de los hitos tanto de la arquitectura como la escultura funeraria.

El exterior de la capilla sigue el mismo modelo que el Monasterio de San Juan de los Reyes de Toledo.y actualmente forma un anexo de la Catedral

Capilla Real de Granada
 
Tras la muerte de Isabel, su cuerpo permaneció en el monasterio de San Francisco de la Alhambra hasta 1521, mientras esperaban que finalizase la construcción de la cripta para ella y su esposo.

Suntuoso mausoleo esculpido para albergar a Dª Isabel y D. Fernando, por Doménico Fancelli

 

En ese año sus restos mortales fueron trasladados a la Capilla Real de Granada, lugar en el que reposan en la actualidad.

También descansan los restos de parte de su familia como los de: su marido Fernando de Aragón, su hija Juana I y su marido Felipe el Hermoso, así como su nieto Miguel de la Paz, hijo del rey Manuel I de Portugal y la infanta Isabel de Aragón, que falleció a los 2 años de edad.

Sepulturas de la Reina Juana de Castilla, llamada “la Loca” y Felipe el Hermoso. Capilla Real de la Catedral de Granada que fue concebida con el tiempo como panteón real,

Junto al mausoleo de los Reyes Católicos se dispone el de su hija, en cuyo diseño intervinieron Domenico Fancelli, Bartolomé Ordóñez y Pietro de Carona.

En la cripta se encuentran todos los féretros de plomo, identificados cada uno con su inicial.

 Convento de Santo Tomás de Ávila

Sepulcro del Príncipe Don Juan, hijo de los Reyes Católicos, muerto a los 19 años.

Domenico Fancelli también esculpió este precioso sepulcro del Infante Don Juan en Santo Tomás de Ávila, que es similar al anterior de los Reyes. El sepulcro es una obra exenta, como corresponde a la nueva tipología que aportaba el Renacimiento y Fancelli partió a Carrara donde adquirió 25 carretadas de mármol para su nueva obra que, realizada en Génova, comenzó en 1512 y terminó al año siguiente.

El hermano de Isabel la Católica, Enrique IV el impotente, (llamado así a causa de una enfermedad, que según Marañón,se trataba de una endocrinopatia  definida como “Displasia eunucoide” que le producía esterilidad), fue enterrado en el extremeño monasterio de Guadalupe, y durante mucho tiempo no se supo en qué parte del edificio, hasta que hace poco, en una reforma, se derribó una pared y se descubrió su sepulcro.

LA DINASTÍA NAVARRA

Garcia Iñiguez de Navarra  “Compendio de Crónicas de reyes” (Biblioteca Nacional de España)

Nájera y Leyre, fueron los monasterios elegidos por los reyes de Navarra.

SANTA MARÍA LA REAL DE NÁJERA (LA RIOJA)

En este monasterio riojano se conservan los sepulcros de los reyes del reino de Nájera-Pamplona, precursor del reino de Navarra que se mantuvieron en el poder desde el 918 hasta 1135, llamando la atención la calidad de algunos de ellos en estilo románico

Mapa del Reino de Navarra 

Planta de Santa María la Real de Nájera

Para interpretarlo, os podeis meter en la siguiente página:

http://www.santamarialareal.net/es/plano-del-monasterio

Panteón Real en el Monasterio de Santa María la Real de Nájera

Esculturas policromadas de García Sánchez III de Pamplona, el de Nájera (1012-1054) y su esposa Estefanía, reina de Navarra, fundadores del monasterio.

Sepulcros de los reyes de Nájera-Pamplona. 

A los pies de la nave central, a ambos lados de la entrada a la Cueva, se hallan los 12 sepulcros de los reyes del reino de Nájera-Pamplona, precursor del reino de Navarra.

Son en total 33 tumbas en todo el monasterio, donde descansan los reyes de las primeras dinastías navarras y los condes de Nájera, aunque curiosamente no está el más importante, Sancho Garcés III, apodado el Mayor, que fue enterrado en San Isidoro de León.

Imagen de la Virgen de la Rosa (S.XIII),  titular del monasterio, encontrada en la cueva por el rey de Nájera-Pamplona, Don García. En la actualidad preside el altar mayor.

Vista de los sepulcros de la izquierda

El conjunto escultórico formado por las arcas funerarias es muy posterior a la época de los cuerpos que los ocupan. Son de estilo renacentista con cierto aire plateresco. adjudicados al artista Arnao de Bruselas. 

La reina Estefanía custodiando los sepulcros de la derecha

Sepulcros de la derecha, todos del S.XVI, ya que los originales medievales, se perdieron
 
(Como habréis podido comprobar en las anteriores imágenes, el arte funerario desde el siglo XIII, aproximadamente y coincidiendo con el gótico y el renacimiento, manifestó su mayor esplendor, en todos los Reinos de España, gracias a la participación de importantes escultores )

Vista del Claustro de los Caballeros, y al fondo la Capilla funeraria de Dª Mencía Lope de Haro

En una de las esquinas del lateral oeste del claustro se abre la capilla que contiene el sepulcro de la reina de Portugal Mencía López de Haro. Esta señora fue esposa, en segundas nupcias, del rey portugués Sancho II Capelo. Cuando este rey murió en el año 1248 Mencía volvió a Nájera, donde residió hasta su muerte en 1272

 

Sepulcro de la Reina de Navarra Blanca Garcés, madre de Alfonso VI.

Del que solo se conserva la tapa, es el único original del conjunto. Data del siglo XII y es una pieza de talla románica. Está adornado con bellos bajorrelieves que representan escenas del Evangelio y de la vida de la difunta, que murió muy joven

Localizado en el Panteón de infantes, donde hay mas tumbas de familiares.

No son estas las únicas tumbas reales de la iglesia najerense, en el lado de la epístola (junto a la puerta de entrada), se conservan otras catorce sepulturas.

Catedral de Pamplona

En ella existe otro sepulcro doble de alabastro y adornos en bronce con magníficos doseletes de estilo gótico flamígero

 

Catedral de Pamplona

Mausoleo real de las estatuas yacentes de los Reyes de Navarra Carlos III El Noble 1425 y su esposa Leonor de Trastámara

Detalle de los reyes

El sepulcro, en forma de túmulo, es, una obra depuradísima, del primer tercio del siglo XV, realizada por el francés Jeannin Lomme.

Video sobre la Catedral de Pamplona y el sepulcro real.

LOS PANTEONES DE LA CORONA DE ARAGÓN

Cinco son los panteones reales localizados en Aragón: los Monasterios de San Juan de la Peña (Botaya, Jaca), San Pedro el Viejo (Huesca), Santa María de Sijena (Villanueva de Sijena) y San Victorián (El Pueyo de Araguás) y el Castillo Abadía de Montearagón (Quicena).

La ruta de los panteones aragoneses

Habrá una gran exposición de panteones reales que se inaugurará a finales del año 2018.

La ruta de panteones cuenta con tres elementos principales: San Juan de la Peña, Santa María de Sijena y San Pedro el Viejo, y tendrá también continuidad en otras sedes como las Benedictinas de Jaca, Montearagón o San Victorián.

Estos enclaves fueron lugar de enterramiento de los primeros monarcas aragoneses y sus familias y están fuertemente vinculados con la historia de Aragón en sus orígenes como Reino.

El Real Monasterio de San Juan de la Peña

En Huesca está el monasterio de San Juan de la Peña, que alberga un panteón real en el que se encuentran los primeros condes aragoneses, algunos reyes navarros que gobernaron Aragón y los tres primeros reyes aragoneses de la dinastía ramirense

Situado en Botaya, al suroeste de Jaca, (Huesca), fue el monasterio más importante de Aragón en la alta Edad Media. En su Panteón Real fueron enterrados un buen número de reyes de Aragón.

Primera iglesia del S.X mozárabe

Lauda sepulcral de Sancho III el Mayor, Museo de León
 

Plano del monasterio: en él podemos ver la situación del panteón, en el segundo piso, al que se accede por la iglesia románica

Detalles del precioso y afamado claustro de San Juan de la Peña.

En los primeros años del siglo X, durante el reinado de Sancho Garcés I, hijo de García Jiménez y rey de Pamplona, ante el avance de las tropas de Abderramán III,  grupos de fugitivos se refugian en las proximidades de San Juan.

A principios del siglo XI, el rey navarro y conde de Aragón Sancho el Mayor cambiará el nombre en el definitivo “San Juan dela Peña”, por su situación geográfica y su primitiva denominación, estableciendo en él la regla de San Benito.

La iglesia se amplía con nuevos altares y se funda un monasterio de cenobitas. Enseguida se construyó el claustro y una iglesia de la que desapareció el rito mozárabe y se inició el rito romano.

San Juan se convirtió casi en sede de una corte que no poseía un alojamiento estable, ya que el Reino de Aragón se hallaba en periodo de consolidación y expansión.

San Juan de la Peña.
 
Antigua masadería (amasadero del pan), ahora antesala del Panteón (cerrada a las visitas), donde se encuentran las tapas sepulcrales de los primeros reyes aragoneses Ramiro I, Pedro I y Sancho Ramírez y sus esposas. Los restos de los reyes aragoneses fueron exhumados de sus tumbas para la elaboración de un importante estudio antropológico y genético, siendo después depositados en el Panteón Real.
Miniatura de la primera mitad del siglo XII que representa, barbado, a Ramiro I de Aragón e imberbe a Sancho Ramírez, fundadores de la Casa de Aragón.

 San Juan de la Peña.

En el piso superior se encuentra el Panteón real. En él, durante cinco siglos se enterraron algunos de los monarcas de Aragón y de Navarra.

Los reyes de Aragón fueron sepultados en tumbas de piedra colocadas en tres órdenes superpuestos, desde la roca hacia afuera, presentando a la vista solo los pies del féretro.

El panteón real ocupa las dependencias de la antigua sacristía de la iglesia alta, que data del siglo XI; fue reformado por Carlos III en 1770, La reforma solo afectó a la decoración, quedando los sepulcros en el mismo lugar; se levantó delante de ellos una pared en la que se colocaron láminas de bronce con las inscripciones correspondientes. Su aspecto actual pues, data del siglo XVIII.

Monasterio de Santa María de Santa Cruz de la Serós.

La Iglesia románica de Santa María formaba parte de un monasterio fundado por Ramiro I y en el que su hija Doña Sancha ingresó como abadesa y fue enterrada tras su muerte.

En  el Monasterio de las Benedictinas en Jaca, se conserva el sarcófago de Doña Sancha, desde  2013  trasladado alli desde el Monasterio de Santa Cruz de la Serós en 1622.

Monasterio de las Benedictinas en Jaca,   El sarcófago de Doña Sancha

Está fechado en la segunda mitad del siglo XII y procede del panteón real de Santa Cruz de la Serós, donde fueron enterrados los restos de las tres hijas del Rey Ramiro I. Se trata de una pieza trapezoidal, decorada en sus cuatro caras por dos escultores distintos.

Monasterio de las Benedictinas en Jaca, detalle del sarcófago de Dª Sancha

San Pedro el Viejo de Huesca

San Pedro el Viejo de Huesca

Aqui están enterrados los reyes de Aragón, como  Alfonso I el Batallador, conquistador de Zaragoza, y su hijo Ramiro II., hasta la unión con Cataluña.

Hay también reyes del reino de Pamplona, de cuando el territorio era navarro.

Claustro de San Pedro el Viejo, Huesca

Panteón Real de San Pedro el Viejo 

En lo que fue su Sala Capitular:  El panteón real es la dependencia más antigua del conjunto y está ubicado en la conocida como Capilla de San Bartolomé, cumple la función de panteón real, con los sepulcros de dos reyes de Aragón: Alfonso I el Batallador y su hermano y sucesor, Ramiro II el Monje. y una infanta niña sin identificar. Todos ellos fueron exhumados, estudiados y vueltos a inhumar en 1985.

Panteón Real de San Pedro el Viejo  

Lápida de Ramiro II el Monje, sarcófago romano del siglo III d.C

La pieza, muy bella, está presidida, dentro de un medallón circular, por el busto togado del supuesto primer usuario para el que se tallaría la pieza. El medallón está soportado por dos genios alados. Debajo, un cesto lleno de frutas y dos personajes acostados. El hombre porta una rama y la mujer una cornucopia. 

Los restos de los reyes Alfonso I el Batallador y Ramiro II el Monje se encuentran ausentes de nuevo, desde agosto de 2009, cuando fueron trasladados a la Cátedra de Medicina Legal de la Universidad de Zaragoza para ser sometidos a diversos análisis y estudios

Castillo de Montearagón

Castillo de Montearagón

Está situado muy cerca de la población de Quincena, en Huesca. Fue construido en 1086 por Sancho Ramírez para su alojamiento y el de su ejército.

Está compuesto por algunas viviendas militares, una iglesia y un monasterio, al cual fueron trasladados los canónigos regulares de san Agustín y pasó a convertirse en una importante abadía en el siglo XII

Castillo de Montearagón

La iglesia románica que hay en el interior de la construcción es de ábside semicircular cubierta con bóveda de medio cañón. En ella se encuentra una pequeña cripta en donde se conservó el sarcófago de Alfonso el Batallador por lo que ostenta la condición de antiguo panteón real , hasta 1845 año en que fue trasladado a San Pedro el Viejo de Huesca

Monasterio de Sijena:

Monasterio de Santa María de Sijena, ejemplo destacado de los estilos románico tardío y cisterciense que estuvo muy ligado a la familia real y a la alta nobleza aragonesa

Además de Doña Sancha, abuela de Jaime I el Conquistador, allí yace Pedro II el Católico.

Panteón real

 En su iglesia se conservaban, entre otros, los sepulcros de la reina Sancha de Castilla y de su hijo Pedro II, último monarca enterrado Aragón, sin embargo no están sus restos ya que fueron profanados en el saqueo e incendio del cenobio durante la Guerra Civil.

Imagen relacionada

Monasterio de Sigena: Sala Capitular quemada.

Monasterio de Sigena: vista de lo que queda de su claustro con la iglesia al fondo
.

 Monasterio de San Victorián

 Monasterio de San Victorián

Localizado en el Pueyo de Araguás. La iglesia de este cenobio acogió los restos de Íñigo Arista y Gonzalo I, reyes legendarios  de Sobrarbe, territorio que posteriormente pasaría a formar parte del Reino de Aragón.

 Monasterio de San Victorián

Se trata probablemente del monasterio más antiguo de España, cuyos orígenes se remontan al siglo VI y anteriormente fue llamado Monasterio de San Martín de Asán

LOS CONDADOS CATALANESunion_corona

Con el nombre de Condados catalanes se designa a los que aparecen en el noreste de la península Ibérica a partir de la Marca Hispánica del Imperio carolingio (siglo IX), coincidente con la denominada Cataluña vieja y lo que actualmente son el principado de Andorra y Rosellón, y su incorporación a la Corona de Aragón  

El próximo bloque temático estará dedicado a los panteones condales y reales  que existen fuera del actual territorio de Aragón (los monasterios Ripoll,  Poblet y Santes Creus, y los monasterios franciscanos de Barcelona y Lérida).

Monasterio de Santa María de Ripoll 

 

Pórtico principal del Monasterio de Ripoll

Tanto en el interior de la basílica como los claustros albergan multitud de sarcófagos que contienen las cenizas y los restos mortales de abates y condes especialmente del linaje de Besalú y Cerdanya.

Los restos de Wifredo el Velloso  reposan en el Monasterio de Ripoll.

Con  Wifredo, los condes dejan de ser nombrados por el rey francés siendo mucho mas autónomos, considerandose el fundador del condado de Barcelona, que reunía a todos los condados mas orientales.

Corona de Wifredo el velloso

Petronila_Ramon_BerenguerIV

Los condes de Barcelona y su unión con Aragón, mediante el matrimonio de Ramón Berenguer IV con Petronila de Aragón. 

Las tres etapas de la casa de Aragón, definidas por la historia, apuntan a tres momentos claves: los primeros pasos de la Casa, la anexión de la Casa de Barcelona y la inclusión en los Trastámara de Castilla. En los tres momentos se seguiría llamando y considerando Casa de Aragón.

El muro meridional del transepto alberga el sepulcro del conde de Barcelona Ramon Berenguer III, fallecido en 1131, con un relieve del conde a caballo obra del escultor Josep Llimona y cuyo sarcófago contiene escenas en relieve de la vida y muerte del conde y está sostenido por capiteles califales procedentes de la Basílica consagrada en 977.

Estatua del conde de Barcelona Ramón Berenguer III, llamado el Grande, del escultor español Josep Llimona i Bruguera (1864-1934)  situada en la Via Laietana de Barcelona  y que fue exhibida por primera vez con motivo de la Exposición Universal  de Barcelona

Ramón Berenguer IV el Santo (1114 – 1162)​ fue conde de Barcelona, Gerona, Osona y Cerdaña, y princeps de Aragón (o a veces también de Sobrarbe y Ribagorza),​ que en la época significaba “primus inter pares”.

El conde de Barcelona y rey de Aragón tras su matrimonio con Petronila, heredera del trono de Aragón, eligió enterrarse en el monasterio de Santa María de Ripoll, donde recibían sepultura los condes de Barcelona.

La unión matrimonial del conde Ramón Berenguer IV, del casal de Barcelona, con Petronila, hija y heredera del rey de Aragón y transmisora de los derechos de su Casa, en 1137, posibilitó la formación de la Corona de Aragón en 1162

Catedral de Gerona

Tumba de Ramón Berenguer II . Desde su muerte estuvo  a la intemperie en el exterior de la catedral de Gerona hasta que fue trasladada a su interior en el siglo XIV por orden del rey Pedro IV el Ceremonioso

Monasterio de Santa María de Poblet

Resultado de imagen de Monasterio de Santa María de Poblet

La Corona de Aragón tiene su panteón real en el monasterio cisterciense de Poblet, en la provincia de Tarragona. En este recinto, declarado Patrimonio de la Humanidad, están todos los reyes aragoneses desde siglo XII hasta el siglo XV, excepto Ramiro II y Jaime II, que están en el vecino monasterio de Santes Creus.

Resultado de imagen de Monasterio de Santa María de Poblet

Este precioso edificio cisterciense en la provincia de Tarragona, declarado Patrimonio de la Humanidad en 1991, fue panteón real de la Corona de Aragón hasta el S.XV.

El claustro del monasterio

El Monasterio de Poblet fue elegido panteón de los reyes de Aragón desde que Alfonso II el Casto dejara escrito en su testamento que quería ser inhumado allí. Cuando falleció, en 1196, todavía no habían terminado las obras del cenobio cisterciense, pero su hijo Pedro II respetó la decisión y sus descendientes continuaron la tradición.

Altar mayor con su retablo y en el lado de la epístola, se pueden ver algunos de los mausoleos
poblet 3
 Planta, donde se puede ver el ábside y su girola y la situación de las tumbas con los detalles numerados.
El conjunto llegó a conocerse como Capilla Real, un panteón de reyes creado por iniciativa de Pedro IV el Ceremonioso (1319-1387), en un alarde arquitectónico ingenioso y original que llegó a cobijar, sobre las arcadas, seis tumbas de los reyes de la Corona de Aragón acompañados de seis de sus esposas.
 

En la parte de la epístola, y en el sarcofago proximo al presbiterio, fue enterrado don Alfonso II el Casto (1) en el segundo sepulcro don Juan I el Amador de la Gentileza (4) y sus dos esposas: doña Violante de Bar y doña Mata de Armagnac. En el tercer sepulcro construido por Fernando el Católico, descansan sus padres: don Juan II (8) y doña Juan Henriquez.

Al lado izquierdo se encuentran Jaime I El Conquistador (1213-76) (2), Pedro El Ceremonióso (1336-87)  (3) y sus tres esposas María de Navarra, Eleonor de Portugal y Eleonor de Sicilia y en la tercera tumba a Fernando d’Antequera (1412-16) (6).

Además, sobre la columna donde reposa uno de los arcos de panteón real y al lado de la tumba de Fernando de Antequera se enterró a Alfonso V el Magnànimo (7) y al extremo del crucero del monasterio, tocando la capilla de Sant Benet se encuentra el sepulcro de Martín  el Humàno (5).

Resultado de imagen de Jaume Finestres,  en su Historia de Poblet

Jaume Finestres,  en su Historia de Poblet, s. XVIII, dijo de los sepulcros:

«Son todos los dichos seis sepulcros de fino alabastro labrados por uno y otro lado de imaginería pequeña que retratan las victorias de los mismos Reyes y la pompa funeral de sus entierros. Y en lo alto de los sepulcros sobre la cubierta de las tumbas se representan los propios Reyes en estatuas también de alabastro tendidas, unas con vestido real, otras con hábito de diácono y otras con el hábito en que fueron sepultados y en algunas de ellas están asimismo representadas las Reynas sus mugeres, en estatuas tendidas al lado de sus maridos.»

En el año 1837 se produjo en el monasterio de Poblet la profanación de las tumbas y la dispersión por los suelos de los restos de los monarcas y de los nobles allí sepultados, con lo que, al volverlos a reunir, se produjeron varios errores que ponen en duda la autenticidad de varios de los supuestos restos reales.  En 1844 se trató de recuperar los restos de los monarcas, muy mezclados. Se los extrajo de los sacos y se los colocó en una gran caja que fue enviada a la catedral de Tarragona

Tumba de Jaime I Monasterio de Poblet

Los únicos restos que se han podido identificar son los del rey Jaime I el Conquistador, en gran medida por su altura que sobresalía de los demás…

En el sepulcro del rey Jaime I el Conquistador, monarca de Aragón y Cataluña, tomador de Valencia y Mallorca a los moros, había dos cabezas, por lo que fué dificil determinar cual era la suya. Al final se decantaron por una que presentaba una gran cicatriz y el rey pudo ser completado y descansa en la Catedral de Tarragona.

Últimos momentos del rey don Jaime el Conquistador en el acto de entregar su espada a su hijo don Pedro” de Ignacio Pinazo 1881 Museo del Prado

Monasterio de Santes Creus

Sólo Pedro III y Jaime II reposan en el cercano Monasterio de Santes Creus

Monasterio de Santes Creus, claustro con las tumbas 

Monasterio de Santes Creus, tumba de Jaume II y Blanca d´Anjou

En 1327 moriría Jaume II y sería enterrado junto a su esposa, hasta que en 1836 el Monasterio de Santes Creus fue víctima de un ataque por parte de una patrulla de liberales de Vilarrodona, un municipio vecino, que abrieron la tumba, trocearon los cadáveres y los pasearon por la plaza del monasterio.

Los estudios realizados en la tumba de los reyes Jaime II y Blanca d’Anjou han permitido determinar casi al cien por cien que en ella se halla como mínimo el cuerpo de la que fue reina de la Corona de Aragón.

Monasterio de Santes Creus, tumba de Pedro III el Grande

También se imvestiga si los dos manojos de pelos encontrados en la tumba corresponden a algún tipo de rito funerario (dado que en la tumba de Pedro III el Grande también se encontraron)

La catedral de Barcelona

Fué el lugar de enterramiento de la reina Petronila, aunque se desconoce el destino de su tumba

Imagen relacionada

Petronila de Aragón en una genealogía de época de Martín I el Humano. 
 
En ella aparece («Peronella:reyna») con atributos reales (corona, cetro, al igual que el heredero del reino, Alfonso II de Aragón), unida al conde Ramón Berenguer IV que ofrece el anillo de desposado.

barcelona

La Catedral de Barcelona con su aspecto primitivo

Petronila falleció el 15 de octubre de 1173, a los 38 años; fue enterrada en la Catedral de Barcelona.

Debido a que la catedral románica donde estaban los restos de Petronila fue destruida para dar paso a la gótica, éstos desaparecieron y no hay rastro alguno de la lápida o del sepulcro.

La Santa Iglesia Catedral Basílica Metropolitana de la Santa Cruz y Santa Eulalia de Barcelona

La catedral actual se construyó durante los siglos XIII a XV sobre la antigua catedral románica, construida a su vez sobre una iglesia de la época visigoda a la que precedió una basílica paleocristiana, cuyos restos pueden verse en el subsuelo, en el Museo de Historia de la Ciudad. La fachada es neogótica y se hizo con motivo de la Exposición Universal de Barcelona (1888)

 Monasterio de Montserrat

El sepulcro de Juan II de Ribagorza o Juan de Aragón, es un monumento funerario renacentista realizado en unos talleres de Nápoles hacia el año 1508, y que se encuentra instalado en el monasterio de Montserrat de Barcelona 

Foto: Ramón Escobar Hervás

PANTEONES DE LOS REYES DE ESPAÑA

Antes de empezar a describirlos, vamos a ver las cinco propuestas, a partir de las que se puede hablar de España como país: 

-La época de los reinos visigodos 

-La unión de Coronas a partir de los Reyes Católicos

-La existencia de un primer monarca común, Carlos I y despues de Felipe II, el primero que nació en España

-El cambio organizativo y político de Felipe V de Borbón

-La promulgación de la Constitución de Cádiz en 1812

No me voy a extender mas, discutiendo cual es la mas certera, os lo dejo a cada uno para que lo decidais…

Vista del Monasterio de El Escorial

Monasterio de El Escorial

Considerado como prototipo en su aspecto funerario, aunque es el más moderno de todos. Allí se encuentran los panteones de las familias reales de los Austrias y los Borbones

Cripta Real del Monasterio de El Escorial

Fue diseñada por Juan Gómez de la Mora ya en el S.XVII, albergando todos los reyes y muchos de sus familiares, desde Carlos I hasta Juan III que no llegó a reinar. Las excepciones son Felipe V y su esposa Isabel de Farnesio, que lo hicieron en el Palacio de la Granja, y Fernando VI y Barbara de Braganza que se enterraron en el madrileño Convento de las Salesas Reales, José I cuyos restos se encuentran en Les Invalides de París y Amadeo I que está con su esposa en la Basílica de Superga de Turín.

Detalle de algunos sarcófagos

En la cripta reposan los restos de las reinas consortes que fueron madres de reyes siendo la primera excepción la reina Isabel de Francia, ya que el rey Felipe IV decidió fuera enterrada en esta cripta a pesar de no ser madre de rey. La reina Isabel fue la madre del infante Baltasar Carlos, que falleció jurado como príncipe de Asturias.

Altar de la cripta

También lo hizo  el único rey consorte que ha habido en España desde que existe el monasterio de El Escorial, Francisco de Asís de Borbón, esposo de Isabel II

Los últimos restos depositados en el panteón han sido los del rey Alfonso XIII y su esposa, la reina Victoria Eugenia, que murieron en el exilio, pero fueron trasladados junto con sus hijos al Escorial.

Otras excepciones lo serán en parte, los condes de Barcelona, don Juan y doña María de las Mercedes, que no han reinado, pero se les considera reyes “de iure” y además son padres de rey.

escorial La_Cripta-Ubicacion_de_las_urnas

Resultado de imagen de El pudridero de el Escorial

El Panteón de Infantes del Monasterio de El Escorial 

Se ubica en la misma cota que el Panteón de Reyes, pero bajo la zona del convento.

En 1862, la reina Isabel II aprobó el proyecto de su construcción finalizada en 1888, y está destinado a príncipes, infantes, y reinas que no han sido madres de reyes.

Resultado de imagen de El pudridero de el Escorial

El pudridero de el Escorial

Es el paso previo a la inhumación definitiva: Sólo los frailes agustinos entran en el pudridero real. Cubiertos de cal, los restos mortales de la Familia Real permanecen allí durante aproximadamente 25 años, tiempo que se estima necesario para que culmine el proceso biológico de su reducción natural.

Don Juan de Borbón y Battenberg, y su esposa de éste María de las Mercedes de Borbón-Dos Sicilias, condes de Barcelona y padres del rey Juan Carlos I, permanecen aún en una estancia previa llamada Pudridero.

Monasterio de Yuste

Carlos V en Yuste , por Miguel de Jadraque S:XIX.  

Donde se ve al emperador acompañado de algunos frailes jerónimos y otros cortesanos.

Resultado de imagen de El pudridero de el Escorial

Momia de Carlos V, segun un dibujo realizado en su traslado a el Escorial.

El 21 de Septiembre de 1558 moría Carlos V en la que fue su última morada: El monasterio de Yuste (Cáceres) y fue enterrado en su Iglesia para, posteriormente, trasladar sus restos al panteón real del Monasterio de San Lorenzo del Escorial (Madrid).

 Cripta de la iglesia del Monasterio de Yuste, donde quería ser enterrado el emperador, el cual dispuso en su testamento la ubicación del féretro en la cripta, para que en un gesto último de humildad  el cuerpo del mismo se situara de tal forma que el sacerdote que estuviera oficiando la misa en la planta superior estuviera  justo encima de su cuerpo.

Colegiata del Palacio de la Granja de San Ildefonso en Segovia

Vamos a ver ahora, la excepción al entierro de El Escorial, en este palacio, se enterraron Felipe V, el primer Borbón y su esposa, por su propia decisión

Real Colegiata de la Santísima Trinidad, que a su vez contiene un espacio conocido como Capilla de las Reliquias y Cenotafio Real. 

Sin embargo, aquí no están enterrados el rey Felipe V y su segunda esposa, Isabel de Farnesio, sino que sus restos descansan en una cripta situada detrás del altar mayor.​

El panteón real de San Ildefonso fue la primera manifestación en España del arte funerario romano del siglo XVII, en combinación con el arte francés.

Convento de las Salesas Reales de Madrid

El sepùlcro de Felipe V y su esposa, sirvió como modelo referencial para los sepulcros de Fernando VI y Barbara de Braganza en el Convento de las Salesas Reales (Madrid).

Sepulcro de Bárbara de Braganza

El convento fue fundado en 1748 por la reina Bárbara de Braganza para colegio y residencia de jóvenes de la nobleza y por ello su deseo fué enterrarse aqui con su esposo

Salesas Reales: sepulcro del rey Fernando VI

almudena

Catedral de la Almudena en Madrid

alfonso XII

La reina Maria de la Mercedes de Orleans y Borbón, Era la quinta de los hijos de Antonio de Orleans (1824-1890), duque de Montpensier, hijo del rey Luis Felipe I de Francia, y de la infanta Luisa Fernanda de Borbón (1832-1897), hermana de Isabel II, que entonces reinaba en España.

Se casó con el ya  rey Alfonso XII, celebrándose la boda el 23 de enero de 1878 en la madrileña basílica de Atocha. Fue la reina consorte más joven de España, con diecisiete años.

La reina Mercedes fue impulsora de la construcción de la catedral de la Almudena de Madrid, cuya construcción se inició en 1883.

Resultado de imagen de maria mercedes cadaver

Maria Mercedes, falleció en el Palacio Real de Madrid, dos días después de su 18º cumpleaños y fue enterrada en una capilla del Monasterio de El Escorial, no pudiendo ser en el panteón real, reservado únicamente a las reinas que tuvieran descendencia.

Sus restos fueron trasladados a la catedral de la Almudena, el 8 de noviembre de 2000, en cumplimiento del deseo expresado en su día por el rey Alfonso XII.

FUENTES:

https://journals.openedition.org/e-spania/109#tocto1n1

https://es.wikipedia.org/wiki/Historia_medieval_de_Espa%C3%B1a

https://es.wikipedia.org/wiki/Categor%C3%ADa:Tumbas_reales_en_Espa%C3%B1a

http://www.patrimonioculturaldearagon.es/ruta-monumental

http://ermitiella.blogspot.com/2014/04/arqueologia-e-historia-del-monasterio.html

http://jaimei.blogspot.com/2015/03/tumba-de-jaime-i.html

https://www.museodelprado.es/coleccion/obra-de-arte/ultimos-momentos-del-rey-don-jaime-el/835233dc-4f01-4894-910c-459242f800c2

http://maravillasdeespana.blogspot.com/2016/09/el-camino-del-cister-catalan-i.html

https://es.wikipedia.org/wiki/Categor%C3%ADa:Sepultados_en_el_monasterio_de_Leyre

https://es.wikipedia.org/wiki/Monasterio_de_Poblet

http://www.santaorosiafuneraria.com/index.php?seccion=notas26

http://www.jaca.com/sarcofagodonasancha.htm

http://www.adurcal.com/enlaces/mancomunidad/guia/lecrin/mondujar/alqueria/index.htm

http://nuestropasadoandalusi.blogspot.com

http://www.jdiezarnal.com/monasteriodesanjuandelapena.html

http://capillarealgranada.com/

http://arte-historia-curiosidades.blogspot.com/2015/07/la-catedral-de-pamplona-iglesia.html

Bibliografía:

“Crónicas de los reyes de Castilla”, Cayetano Rosell, Biblioteca de Autores Españoles, Madrid: Atlas, 1953

“REYES DE ESPAÑA: Historia ilustrada de la Monarquía” Henry Kamen, 2017

“La casa perpetua del rey de España o las tumbas reales de El Escorial” Pedro Martín Gómez

“LOS BORBONES: Una dinastía trágica”, Jose Antonio Vidal Ventas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s