Románico de Álava IV: Los Valles, la Montaña y Treviño

LOS VALLES

La comarca de los “Valles Alaveses” se corresponde con la Cuadrilla de Añana y ocupa el sector occidental de la provincia de Álava, lindando al sur con la Comunidad de La Rioja, al oeste con la provincia de Burgos y al este con el Condado de Treviño.
Verde paisaje de los Valles Alaveses

Iglesia Nª Sª de la Asunción de Tuesta, portada

La denominación de Valles Alaveses se debe a estár formada por varios valles con sus respectivos ríos que vierten sus aguas en el Ebro y se pueden contemplar estos valles frondosos y verdes perfilados por las peñas de los montes circundantes y salpicados por pueblecitos

Ruta que comprende los Valles, Trviño y la Montaña, donde he marcado las iglesias descritas.

Salinas de Añana, de donde toma nombre la Cuadrilla correspondiente a los Valles y que en la actualidad son visitables, debido a  que dejaron de funcionar industrialmente, hace años

Del románico de los Valles Alaveses hemos elegido cinco iglesias interesantes: San Juan de Cárcamo, Santos Cornelio y Cipriano de Bellojín, San Millán de Villamaderne, la de la Asunción de Tuesta  y de Santa María de Santa María de Tobera. y como pasaremos muy cerca , nos adentraremos en el Condado de Treviño, perteneciente a Burgos, para visitar su joya románica más conocida: la ermita de la Concepción. .

Iglesia de San Juan de Cárcamo

La iglesia de San Juan de Cárcamo es un pequeño templo románico rural situado en la población de Cárcamo. Uno de los factores más discutidos de esta iglesia es una inscripción hallada en 1975 que indica el año de 1150 y cita a la Orden del Císter.


Todo en esta iglesia es de encantadora sencillez. Se trata de un edificio de una nave de mampostería con bóveda de medio cañón y cabecera con presbiterio rectangular y ábside semicircular
La puerta se abre en el muro meridional. Es sencilla. Tiene cuatro arquivoltas de medio punto, con decoración de baquetón y bolas dos de ellas. Carece de columnas y los arcos mencionados se apoyan sobre las respectivas jambas.

En el ábside se abre una recoleta pero bonita ventana con arquivolta de medio punto decorada con bolas y dos cortas columnillas de capiteles.  Imposta y chambrana son ajedrezadas.
pequeña ventana de iluminación en el ábside

Su corona de canecillos, que aunque  bastante dañados, todavía muestran apreciablemente animales y personajes

Ábside de la iglesia

Iglesia de los Santos Cornelio y Cipriano. de Bellojín

Bellojín es una minúscula aldea al oeste de la comarca de Valles Alaveses, muy próxima a la provincia de Burgos. Su templo románico esta dedicado a los Santos Cornelio y Cipriano.
Ha  conservado íntegramente su estructura primitiva de una única nave rectangular, ábside de planta semicircular y puerta en el muro meridional.
La fábrica es de mampostería, con  las partes más delicadas -puerta, ventanal, alero- trabajadas con bastante calidad

Ventanal del ábside
El ventanal del ábside está formado por una aspillera con derrame exterior rodeada por una arquivolta de baquetón sobre dos columnas con capiteles fitomorfos y de volutas.

Puerta en el muro meridional

El arco de entrada es ancho y liso y lo trasdosa una arquivolta ornada con ancho ajedrezado, En el capitel derecho aparecen las siluetas desgastadas de dos animales alados con cola de serpientes

Bellojín: capitel zoomorfo de la puerta de ingreso

Bellocín
La mayoría de los canecillos que aguantan el alero son de proa de nave y formas geométricas semejantes, aunque hay alguna excepción interesante, como una cabeza de animal de fiero gesto y dientes afilados que pudiera intentar recrear la de un león.


Iglesia de San Millán.de Villamaderne

A menos de dos kilómetros de Bellojín, en dirección al oeste se encuentra Villamaderne, localidad visible a varios kilómetros a la redonda gracias a la particular espadaña de su campanario

Espadaña románica de la iglesia de Villamaderne

Elevada sobe un arco apuntado, consta de tres niveles de troneras para las campanas. El primero de doble vano apuntado, el superior con dos de arco semicircular y el tercero un pequeño ventanal también de medio punto.

Iglesia de Santa María de Tuesta

Es una monumental iglesia del siglo XIII con soberbio ábside y muy especial portada sur con los capiteles y arquivoltas repletas de escultura, incluyendo un grupo doble de relieves referentes a la Anunciación y la Adoración de los reyes Magos.

Monumental cabecera de la iglesia de Tuesta, joya de la comarca de los Valles Alaveses
La iglesia de la Asunción de Tuesta es una preciosa iglesia románica de transición.

Capiteles del ventanal del ábside

Tiene una sola nave rematada en ábside hemidecagonal con ventanales rehundidos en el muro en los espacios que dejan los grandes contrafuertes de las esquinas.

 

Canecillo del ábside
Hay que deleitarse con los canecillos de esta parte del templo. Muchos de ellos muestran rostros humanos con gestos curiosos pero tambien  zoomorfos, sobre todo de cabezas monstruosas o de inofensivos animalillos como el que aparece en la imagen

Ahora bien, si por algo es conocida esta iglesia es por su espectacular portada del siglo XIII.

La portada ha sido definida como el conjunto de arquivoltas historiadas más rico de Araba/Álava y uno de los más claros exponentes del arte románico en la provincia. Se trata de una bella obra con una ornamentación que desarrolla y retrata una serie de ángeles y humanos, fieras y monstruos, aves y vegetales, en múltiples escenas.


Escultura de animales en la puerta de la iglesia de Tuesta
Se esculpieron numerosos ángeles, músicos, animales y escenas costumbristas. Las columnas que llegan a flanquear la propia portada son dieciséis.

Por encima de la clave se dispusieron en un momento posterior -probablemente en el siglo XIV- una serie de figuras góticas de bulto redondo muy naturalistas que muestran la Adoración de los Magos.


Detalle de la Adoración de los Reyes Magos

Santa María de Tobera: ábside

Iglesia de Santa María de Tobera

Ésta es la iglesia parroquial del despoblado de Santa María de Tobera, junto a Santurde (Municipio de Berantevilla) que, aunque llegó a ser villa, perdió su último habitante en el siglo XX.
Es un edificio de moderadas dimensiones. Cuenta con una nave incompleta (no se conservan portadas) y cabecera de presbiterio recto


Canecillo de Santa María de Tobera
Algunos canecillos son figurados. No son de gran calidad técnica pero sí de gran expresividad, como el que presenta una cabeza de un felino de cuello escamado o imitando la melena del león, de cuya boca parece salir una serpiente, o dos de ellos de temática erótica.


   
 Ermita de la Concepción de San Vicentejo de Treviño

Nos adentramos ahora en la provincia de Burgos , concretamente en el Condado de Treviño para visitar la Ermita de la Purísima Concepción que está rodeada de curiosidades a cual más interesante, por lo que creo conveniente describir esta iglesia en un Condado, que en tiempos fué alavés y de hecho sigue en la mitad de la provincia de Álava.

Tiene una nave (finales S.XII). cabecera con ábside semicircular, con arquería ciega de cinco tramos, con tres tramos de arcos superpuestos.

La cabecera se alza sobre un doble zócalo, escalonado en el que destacan cuatro plintos que sirven de arranque a otros tantos grupos de columnas que dividen el cilindro absidal en cinco lienzos.
La central de las columnas en cada grupo, tiene sección hexagonal y alcanza en altura a la cornisa, con interposición de grueso capitel muy ornamentado con penachos de hojas abiertas, a modo de palmetas muy trepanadas, que recuerdan modelos orientales primitivos


Detalle de la parte superior del abside  con sus arcos polilobulados y el relieve de la “pareja hermética” que luego explicaré.

Detalle de una de las columnas de la portada

Por encima del abside y en el testero mas alto de la nave, hay un óculo misterioso, una de sus mayores curiosidades: es el llamado “ojo de San Vicentejo”. Se trata de un elemento arquitectónico situado sobre el ábside, que, aprovechando un óculo cóncavo, se crea entorno a él una estructura con forma de ojo. Mencionado en muy pocos sitios, este ojo, sin poder compararlo con casi nada que se haya visto antes, las interpretaciones sobretodo esotéricas son variadas.


Distintas imágenes de San Vicentejo

Manuel Castiñeiras destaca que el templo de San Vicentejo “…no tiene aspecto de una iglesia rural o parroquial, sino más bien el de un templo propio de una Orden Militar”.
Castiñeiras habla de la estrecha vinculación del Conde Don Vela y su familia con las órdenes militares de los Templarios y Hospitalarios. De hecho, tanto los padres de este noble como él mismo pagaban generosas cantidades económicas a tales hermandades, y mantenían juramento de donarles a su muerte caballos y armas. Por otro lado, es sabido que la Orden de San Juan de Jerusalén tenía posesiones al menos en otros cuatro pueblos de la zona.

La imagen puede contener: interior

Ventana lateral del ábside y debajo la “credencia”  lugar para depositar los objetos litúrgicos

La imagen puede contener: interior
Capiteles del arco toral

No hay texto alternativo automático disponible.

Cara monstruosa con serpientes enrrolladas  fotos: Mae me fecit

La imagen puede contener: exterior
y otra con figura de cerdo

Y por fin admiramos la “pieza” más significativa sin duda de toda esta ermita, la que mayor carga simbólica contiene… “la pareja hermética”

La“Pareja hermética o Matrimonio alquímico”, situada en el cuerpo central del ábside y con una fuerte significación figurativa. Esta representación iconográfica se encuentra también en San Bartolomé de Río Lobos, y hay que distinguirla de las alegorías que con frecuencia representan a Adán y Eva, pues aqui probablemente represente a dos freires templarios, emparejados, como  en ellos es habitual.

Todo el lienzo norte nos habla de un aprovechamiento de sillares preparados para un propósito constructivo diferente y que se acabaron adaptando a las necesidades y recursos existentes. Eso sin desdeñar las teorías que aseguran que, en San Vicentejo, nada es casual:
Si, además, tenemos en cuenta la perfección con que encajan los sillares, entre los que es imposible introducir una hoja de afeitar y que no presentan un solo indicio de argamasa, llegamos a la convicción de que no es un templo inacabado, sino que se le ha dado esa apariencia para llevarnos a algo que, de momento escapa a nuestra mente.

El interior por su parte resulta sumamente sencillo. De planta rectangular, consta de una nave de dos tramos y presbiterio; en este se encuentra el cilindro absidal, antaño cerrado por una verja doble y un camarín central. Todo ello está cubierto por una bóveda de medio cañón apuntado, salvo la cabecera, que presenta una bóveda de horno, con el misterioso óculo por encima.
Esta claro que ha merecido la pena este desvio de la ruta, ahora solo queda ahondar mas en los enigmas de San Vicentejo.

A continuación, si hay tiempo y sobre todo fuerzas, podemos penetrar en otra de las comarcas alavesas:

LA MONTAÑA

La Comarca de la “Montaña Alavesa” ocupa el sector oriental de la provincia, limitando al norte con la Llanada, al sur con La Rioja Alavesa, al oeste con el Condado burgalés de Treviño y al este con tierras de Navarra.
El románico en la Montaña Alavesa está salpicado de ermitas románicas, emplazadas en lugares muy singulares
Tal es el caso de cuatro de los templos románicos elegidos:

 
 La Ermita de San Juan de Marquínez: 

una de las más notables y bellas iglesias vascas gracias a su poderosa cabecera de sillería bien ajustada así como a su decoradísima portada.

Fachada sur con la portada y ventanales

Detalle de uno de los vanos de la fachada sur              foto María Moltó

Vista de las columnas de la portada y sus capiteles muy labrados,   foto:Olañeta

    La Ermita de Andra Mari de Ullibarri-Arana

Arana se ubica en medio de un prado verde que contrasta con la blancura de sus contundentes muros de sillería románica.

La sencilla portada sur

Ermita de  Andra Mari de Ullibarri Arana, detalle de la puerta oeste. cegada.

Ermita de Nuestra Señora de Elizmendi. Kontrasta

Interesante por su rudísimo ábside en cuya zona baja existe una serie de lápidas romanas reutilizadas que inspiraron a los artesanos del templo a la hora de tallar los canecillos.


Detalle de los modillones en Kontrasta con relieves estelados. A mi me recuerdan a los mozárabes…

Foto: Josu Fernandez Villaverde


    La Ermita de la Virgen del Campo de Maeztu: 

Pequeño templo románico de una nave rematada en cabecera de planta rectangular y agradable portada abierta en el muro sur.

 

Portada de la ermita

Canecillo de la Ermita de la Virgen del Campo de Maeztu

También son interesantes algunas iglesias parroquiales como las de la Asunción de Urarte, San Martín de Arluzea, Asunción de Apellániz, Santa Eufemia de Leorza y Degollación del Bautista de Zekuiano, que nos ofrecen detalles como puertas, ventanales y hasta una galería porticada.

Galería porticada en la iglesia de Arlucea

http://www.panoramio.com/photo/78406175

http://www.arteguias.com/vallesalaveses.htm

http://lamagiadelaspiedras.blogspot.com.es/2013/11/ermita-de-ntra-sra-de-elizmendi.html

http://www.arquivoltas.com/0-MapaAlava.htm

http://www.grupoalpha.org/index.php/investigaciones-alpha/211-ermita-de-la-purisima-concepcion-san-vicentejo


http://www.ochate.com/articulo.php?Id=26

,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s